SAD EYES «Ad Dicti On»

Tercer trabajo ya de SAD EYES, proyecto personal del músico soriano Santi Gzlez, anteriormente guitarrista de la banda de Black Metal REX DEVS, y que aquí se encarga de toda la instrumentación y programaciones, en un rollo totalmente diferente a lo que venía haciendo anteriormente. En SAD EYES el estilo que practica es Death Metal y la temática que aborda, lejos de la mitología y fantasía a lo que nos tenía acostumbrados, se centra en las miserias personales y sentimientos negativos de un personaje atormentado.

Como en las anteriores entregas de SAD EYES, Santi no está solo y se ha rodeado de una impresionante plantilla de colaboradores, formada por músicos de lo más granado del panorama extremo nacional, que han dejado su marca en los temas en forma de solos, voces, etc.  Así, sin anestesia, colaboran en «Ad Dicti On«: Juancar Limón (AVULSED), Mr.Ax (DEJADEATH), Falke (FOSCOR) Oscar Martín (… AS LIGHT DIES), Christian (TEKSUO), Zoilo (UNREAL OVERFLOWS), Borja Mintigiaga (BAALPHEGOR), Diego López (VIOLENT EVE), Javi Suffo (CONTINUO RENACER), DP Rey (WRONG), Manolo Sáez (APOSENTO), Nestor Espada (CUERNOS DE CHIVO), Dani Fernandez (HOLYCIDE), Raúl Weaver (MISTWEAVER) y Kike Rodríguez (BARBARIAN PROPHECIES), siendo de nuevo Kike Capilla (REX DEVS) el vocalista principal del disco, como ya sucediera en su anterior trabajo «9H0B1A«.

Lo primero que he notado en «Ad Dicti On» es que ha continuado de manera natural la evolución hacia terrenos más melódicos que Santi inició hace un par de años en «9H0B1A», respecto del Death más crudo que desarrolló inicialmente en su debut «… And Another Week». También hay un salto cualitativo a nivel de sonido en relación con los precedentes discos del proyecto, con una producción más abierta y brillante, en la que todos los instrumentos están compensados en la mezcla y tiene un buen juego de panorámicas tanto a nivel de voces como instrumental. Por sacarle algún punto de mejora, quizá el sonido de la batería, pese a ser procesada, podría sonar un poco más real, pero tampoco es algo como para quitar el sueño, puesto que entre triggers y sobreproducciones varias, el 95% de las baterías de hoy en día también suenan electrónicas aun habiendo sido grabadas realmente, jajaja.

Sin entrar a diseccionar los temas uno por uno (cosa que no me gusta hacer) me gustaría resaltar que, a nivel de conjunto, nos encontramos con un trabajo que dentro del eclecticismo y variedad de influencias que destila, suena compacto y coherente. Pese a poder encontrarnos con pasajes que van del Death de corte técnico, al Melodeath o, incluso, a sonidos más modernos (Los solos en trémolo del tema final «Ad Dicti On«, son totalmente del rollo Metalcore de CALIBAN, por ejemplo) no hay saltos abruptos de estilo de un tema a otro y todos los matices de los temas están engranados con naturalidad y de manera compensada. Por buscar algún parecido, pese a lo complicado que es al tratarse de música tan variada, hay muchos riffs que, unidos a la producción elegida, me recuerdan a cosas como los actuales SOILWORK, DARKANE, GARDENIAN o DISARMONIA MUNDI.

Los textos son íntegramente en castellano y hay un constante uso de la dualidad vocal por parte de Kike, que juega a alternar registros graves y agudos, siendo los primeros los que más me convencen, pues las voces más blackers para mi gusto se quedan sin fuelle en algunos momentos donde requerirían más fuerza. En cualquier caso, en líneas generales me gusta el resultado y sobre todo la manera de meter los textos, que no parecen letras al uso, sino auténticas parrafadas sacadas del diario de un perturbado, carentes de estructura formal y encajadas a puñados sobre la base musical. Vamos, que transmiten a la perfección el leitmotiv opresivo y desesperanzado de la obra.

Momentos estelares del disco, para mí por deformación profesional y como frikazo de las guitarras, evidentemente los solos de los invitados, que le imprimen el toque personal de cada uno a sus respectivos temas y hacen que el conjunto gane originalidad. A modo de ejemplo, destacaría dos casos tan contrapuestos como son la técnica, velocidad y melodía del corte «Voluptas» y la espiritualidad y carga épica de «Tangere«.

Por lo que a mí respecta, estamos ante el mejor y más completo disco de SAD EYES y, casi podría decir que de los que ha parido Santi teniendo en cuenta su anterior etapa en REX DEVS. Sólo queda esperar que, el día menos pensado, se líe la manta a la cabeza y decida llevarlo al directo; cosa que sería francamente digna de ver, a poco que pudiera contar con una mínima parte de todos los músicos que, a lo largo de esta trilogía han participado de su locura. ¡Veremos qué nos tiene preparado para el futuro! Por el momento, dadle un tiento a este trabajo, que vio la luz hace ya algunos meses por medio del sello nacional Necromance Records, que tras una temporada en stand by, parece que vuelve con las pilas cargadas, lo que siempre es una buena noticia.

Número de visitas: (187)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music