SARGEIST «Feeding the Crawling Shadows»

Procedente de las más profundas grutas de Tampere (Finlandia), nos llega el nuevo lanzamiento de SARGEIST. Repasando la actividad de esta veterana banda de Black Metal, liderada por Shatraug (quien la fundase hace unos quince años como una one-man-band), nos encontramos con que son bastante prolíficos. Aunque la mayoría de los trabajos editados son lanzamientos “menores” (EPs y Splits), este gélido “Feeding the Crawling Shadows”, que vio la luz a finales de marzo, supone ya el cuarto trabajo de larga duración de esta formación escandinava.

Para aquellos que no estén familiarizados con la música de SARGEIST, decir que se trata de una banda que practica una Black Metal de “corte noruego” muy de la vieja escuela, siendo radicalmente fieles a ello en todos los sentidos, musical, letrística y estéticamente, lo que les ha permitido alcanzar un cierto estatus de banda de culto entre los más aférrimos seguidores de este consolidado estilo. A mí personalmente me recuerdan a BEHEXEN, HORNA (en ambas milita también Shartraug), TAAKE o GORGOROTH, aunque se podrían nombrar infinidad de grupos en la misma línea.

Metiéndonos en vereda con el lanzamiento en cuestión, nos ofrecen diez cortes completamente en la onda de toda su anterior discografía, tanto en forma como en calidad. Encontramos muy buenas melodías evocadoras de rabia y agonía; los temas son conducidos en un amplio espectro de velocidades a lo largo del disco, desde melancólicos medios tiempos, hasta intensas partes colmadas de blastbeats; la parte vocal es desarrollada con dos registros: voces rasgadas y agudas, más representativas del Black convencional, y otras partes con registros guturales más graves. En cuanto al sonido, puntualizar que por supuesto soy defensor de la suciedad sonora en este tipo de bandas, ya que contribuye a crear esa ambientación tan especial que los mejores discos de Black Metal poseen, pero en mi humilde opinión, “Feeding the Crawling Shadows” ha quedado demasiado sucio, ya que hay determinadas ocasiones en la que la base rítmica prácticamente se pierde, no favoreciendo a los temas.

Una vez escuchado el álbum un cosiderable número de veces, tal vez se pueda hacer algo monótono, sobre todo en la primera mitad del disco, ya que los temas, sin dejar de ser buenos, son poco distinguibles entre sí, no destacando ninguna parte especialmente. Esta ligera monotonía se rompe con los últimos cortes del lanzamiento, que tienen un “algo” que los hace destacar. Quizá las estructuras de algunos riffs, una especial intensidad en alguna de las melodías que me han llamado más la atención, no lo sé, pero yo me quedo con “Inside the Demon’s Maze”, “Kingdom Below” y “Funerary Descent”, encargadas como decía de cerrar el disco.

Para nada se trata de un mal disco, pero no creo que se encuentre entre los más destacados del género. Siendo además el Black Metal uno de los estilos con mayor número de bandas y lanzamientos, creo que este disco lamentablemente pasará a la posteridad sin pena ni gloria. Aunque si eres seguidor del Black escandinavo, no te harán daño unas cuantas escuchas a SARGEIST.

Número de visitas: (472)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music