SEROCS “And When the Sky Was Opened”

2015 ha ofrecido cantidad de trabajos de corte técnico/progresivo en lo que a Brutal Death Metal se refiere; en mi opinión, los mejores discos han sido lanzados por bandas que no han querido demostrar nada, simplemente crear música comprometida con su filosofía, y que han sabido mantener cierta personalidad de talante orgánico, a sabiendas que sus influencias provienen de las lógicas fuentes típicas que además arraigan a las tradiciones. Y digo esto porque se puede lanzar un enorme trabajo sin ser original, pero de enorme a tedioso hay un trecho tan gigante como estrechamente fino, algo que solo decide quien recibe. De ahí haberme llevado chascos con grupos de los que tal vez no esperaba determinada dirección, tanto con cierto rodaje (ARKAIK) como de más reciente aparición discográfica pero no poca experiencia (ESCHATON, CONTINUUM y otros tantos, que parecen mecánicos clones de clones). Incluso en la faceta brutal pero técnico/melódica más perfilada hacia lo sutil, los franceses KRONOS me han parecido un poco melosos, aunque hayan realizado un trabajo bien medido y de un gran nivel, lo mismo que GOROD, por no hablar de unos CATTLE DECAPITATION cuyo rumbo no termino de comprender, y ni mucho menos compartir.

Sin embargo, en la faceta de Brutal Death Metal de bloque, del que tanto emite un disco en plan DISGORGE (pero incluso enrevesando mucho más la madeja) como del que se abre a una creatividad bien ajustada a través del concepto “SUFFOCATION” y además logra mantenerse en los límites del simple Death Metal, aunque se apunte alto técnicamente… la partida está sentenciada, y bien ganada. Gran idoneidad expresada por entes como THE SICKENING, EMBODIED TORMENT, REPULSIVE DISSECTION, SICKENING, INHUMAN DEPRAVITY, ABHORRENT, PUTRIDITY, ENTHRALLMENT, ABHORRENT DEFORMITY, REVULSED, INIQUITOUS SAVAGERY, REINCARNATION, INCINERATE, NILE o los impresionantes y absolutos campeones INIQUITOUS DEEDS… un festival de bandas y caña que en ocasiones roza lo increíble y en otras simplemente se ajusta deliciosamente a lo que cualquiera espera de un grupo de sus características.

Y la agrupación de hoy pertenece al apartado interesante: SEROCS, agrupación con origen en México pero de carácter internacional, desperdigados por Finlandia, Estados Unidos o Canadá. Un grupo que sabe moverse entre varios campos, y aunque de entrada se autodefinen como Brutal Tecnical Death Metal, manejan bastante el Death Metal convencional e incluso las secciones Blackened, tanto hacia la vertiente técnica como en estado más primitivo; una potente propuesta que va llenando el minutero con calor, consiguiendo mantener e incrementar el nivel de atención a través década pieza. “And When The Sky Was Opened” (Comatose Music) es su quinto lanzamiento hasta la fecha; una obra cargada de tensión y excelentes momentos instrumentales, así como provista de un fondo grasiento y principalmente emitido por las guitarras, que asienta la intención y proporciona cierto aire insalubre. El trabajo ha sido grabado en diferentes países, en función de la residencia de cada ejecutante, siendo mezclado ni más ni menos que por Neil Kernon y masterizado por el gurú Alan Douches, lo que claramente indica que en cuestión sonora y de producción se apunta bien alto. Además se implican tres colaboraciones a nivel guitarra solista, por parte de hacheros pertenecientes a bandas como CAEDERE, CHARRED WALS OF THE DAMNED o MONOTHEIST. Todo fluye, a través de un magma multifuente que empasta fielmente con la nebulosa y apocalíptica carátula.

Las instrumentaciones “And When the Sky Was Opened” son  impulsivas y descarnadas, lográndose una masa férrea y compacta en la que por momentos parecen sobresalir tentáculos de ligerísima “imperfección”, lo que confiere al disco mucha mayor credibilidad. Guitarras que no dejan de edificar híbridas madejas, voz grave y gruesa, sin sobresaltos, y una trabajada e implacable batería ejecutada por el finlandés Timo Häkkinen que casa óptimamente con las sólidas e hiperfluidas cuerdas graves. Con una onda que abarca desde IMMOLATION a SUFFOCATION, MORBID ANGEL, viejos DECAPITATED, GORGUTS, VADER, HOUR OF PENANCE, NILE, EMETH, e introduciendo parámetros del Brutal Death técnico del que no empalaga ni una miga, el disco contiene muy buenas canciones en general, destacando la bestial y retorcida “Itami” o la fuertemente deathblacker y bien épica “For Nothing”, que incluye pequeña sección progresiva y también aplica dosis de digitación enrevesada.

And So It Begins” y “Solitude” consiguen abrir y dar continuidad sin repetirse y sin conceder cuartel, emanando la primera cotas SPAWN OF POSSESSION/DECAPITATED y un poso más sobrio la segunda, a pesar del coloreo constante de los riffs, con cierta impronta melódico/armónica y cotas que aplican carácter NECROPHAGIST, BEYOND CREATION y similares. La idoneidad y suavidad de “(…)” son notables elementos casi imperceptibles, actuando como transición hacia la biomecánica y explosiva “…And When the Sky Was Opened”, que contiene varias vertientes musicales, desde el Tech duro hasta el Blackned Death, pasando por muy breves segmentos de Death melódico y destacando la labor desempeñada por un bajo eléctrico creativo pero muy bien asentado.

Them” es un corte complejo y rudo al mismo tiempo, implicando diferentes niveles de centrifugado y dinámica, mientras que el rodado Mike Poggione vuelve a lucirse, esta vez en forma de breve solo del metálico, impregnado en efecto de modulación y cavernoso bajo, pues el terreno dinámico es cedido para su uso y disfrute durante unos segundos, conduciendo el track hacia nuevas cotas creativas e intensos ritmos de todo tipo. Mucho más épica resulta la serpentina “When the Ground Swallows Us…”, cuyas cotas Tech Blackened simulan maremotos desde los que a su vez surgen tremendos engendros de aspecto marcadamente veloz e incisivo, jugando diferentes bazas y poniendo a su vez el simple Death Metal sobre la palestra.

Variado, condensado… términos aplicables a “And When The Sky Was Opened”, exponencial cataplasma sónica que huye de lo fríamente sobreproducido e incluso permite observar a un grupo que busca el rol personal (a pesar de todas las connotaciones de las grandes referencias). Muy buen trabajo de SEROCS, por no decir que estamos ante un excelente material que sin duda se erige en una de las cartas ganadoras del año, al margen de puntuaciones. En lo absolutamente personal, creo que conforma buena tripleta junto a “Uncertain Process” de PRION y “Subordinate of the Mechanism” de RAVAGE MACHINERY… no estéticamente, pero sí en nivel de propuesta y logro de banda, cada cual en su estilo.

Número de visitas: (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music