SIX FEET UNDER «Undead»

Por fin estos maestros de lo grotesco se han dejado de pamplinas y se han ceñido al guión, ofreciéndonos material de primera, la ostia de interesante y productivo (aunque siempre los habrá que no estén contentos con el resultado y digan justamente lo contrario, pero como soy yo el que escribe estos párrafos pues ¡Que se jodan!), Death Metal al uso, potente, rápido, enfermizo, con melodías hipnóticas a velocidades de híper espacio, siempre comparándolo con lo que nos tienen acostumbrados claro, tampoco penséis que les ha dado por hacer Brutal Death ahora (y menos mal).

Me alegro un montón de que esta sea la dirección elegida, de que esto sea así, lo que venían haciendo últimamente ya olía bastante y aburrir ni te cuento, el señor Chris Barnes y sus secuaces se han dejado de tonterías comerciales, esta vez, aunque siguen jugando con lo vendible, de una forma menos directa.

Chris ha desempolvado su garganta, entregándose al 100 %, ofreciendo la mejor versión de sí mismo, desde sus inicios en SIX FEET UNDER, aquí queda demostrado por que es una de las mejores voces del Death Metal conocido, a todos los niveles. Pero no solo él se lleva todos méritos, su séquito mortuorio está perfectamente vestido y equipado para la ocasión, con sus mortajas a punto, un acompañamiento musical para ese pedazo de voz muy conseguido, aquí no hay cabida para chorradas de corte americano, disco interesante y obligado.

He de reconocer que a SIX FEET UNDER les perdí la pista en “13”, pero ya llevaban mucho tiempo atrás aburriendo la ostia (como unos dos discos o así), su música era cada vez más aburrida y soporífera, lineal y plana como una mesa de autopsias, poco sorprendente, eso en “Undead” ha cambiado, mi alma corrupta y podrida, tumefacta por los años de escuchas, se alegra por la oferta musical de SIX FEET UNDER, aunque tampoco debería perder la objetividad con palabras y sentimientos encontrados.

En “Undead” siguen haciendo acopio de tendencias comerciables, pero al menos, esta vez, han cambiado la formula, por lo menos un poco, apostando por algo más por la velocidad y brutalidad sincera en sus canciones, el golpe seco y potente en toda la cabeza, como un mazazo, dando un puñetazo sobre la mesa, para manifestar que SIX FEET UNDER están de vuelta, que no piensan marcharse, hasta que todos los cuerpos podridos y tumefactos se pongan en pie y caminen sobre la faz de la tierra una vez más.
Disco recomendable para todos, altamente volátil y consistente, adictivo como pocos, un reguero de pólvora a punto de prender, música para mover la puta cabeza y fliparlo en directo.

Número de visitas: (630)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music