SODOM «Epitome of Torture»

Bien, antes de entrar de lleno a comentar el nuevo disco de los teutones quiero hacer una pequeña digresión: a ver, es cierto que existen algunas bandas consagradas que editan discos siguiendo formulas poco inspiradas con la mera intención de realizar giras en las que tocas sus temas clásicos, bien, no se cual será la opinión de la mayoría autorizada, pero en mi opinión SODOM NO pertenece a este grupo.

Creo que este es el decimosexto disco de la banda alemana (me resisto a no considerar su fantástico “In the Sign of Evil” un larga duración) y lo que se aprecia es que a lo largo de estos mas de 30 años de trayectoria, evidentemente, han incrementado de manera cósmica su calidad tanto como músicos como compositores (no quiero personalizar en “nuestro tío” Angel Ripper), pero no han perdido ni una micra de agresividad, ni de intensidad; siguen siendo una perfecta máquina de ejecutar riffs despiadados de Thrash Metal, aunque claro los temas de este disco en concreto están rebosantes de recursos que dan a todos los temas su propia identidad. Realmente este trío es verdaderamente compacto: el guitarra Bernemann es brillante, le es indiferente ejecutar el riff mas aplastante que hacer el mejor solo que te puedas encontrar; su nuevo batería Makka, es un ejemplo de precisión cuántica y de contundencia, es FANTÁSTICO, y bueno, está, por supuesto “nuestro tio” Angel Ripper, con su voz cavernosa supurando odio a su edad y siendo el “hijo bastardo” de Lemmy en las cuatro cuerdas, es decir, una carga de explosivos en cada acorde.

No hay mucho mas que decir, temas sin fisuras, de agresividad infernal, medios tiempos y velocidad alternados con talento, la justa dosis de melodía neanderthalizada, riqueza de matices y de elementos, sin ir mas lejos el tema “Stigmatized” es un tema Death Metal, y en muchos momentos del disco Angel Ripper dota a su voz de matices de este genero (no obstante fueron ellos unos de los que lo iniciaron)… el único pero que le pongo de una manera absolutamente subjetiva es que no tenga el sonido crudo y analógico del “Persecution Mania”, aunque desde luego no es ningún producto de quirófano, es un sonido en el que se puede saborear la furia sin ningún aditivo.

Solo me queda decir una cosa para concluir: temas como “Katjuscha”, “My Final Bullet” o “Stigmatized” son tan carismáticas como lo son “Nuclear Winter”, “Witching Metal”, “Outbreak Of Evil” o “Agent Orange”.

Número de visitas: (698)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music