SUPPOSED TO ROT ‘ZINE: Only Old School is real

Ya hacía tiempo que no dedicaba una entrevista a ningun ilustre fanzinero de nuestra piel de toro y, tras entrevistar en su día a Arturo del HOLY HELL y a Juan Luis del FLESH SALAD, he decidido retormar esta sana costumbre perpetrando una charla con Edu, del emergente (ya lleva cuatro números a un ritmo la mar de bueno) SUPPOSED TO ROT ‘zine. ¡Conexión directa con Las Palmas de Gran Canaria, señores!

El 95% de personas que vayáis a leer esta entrevista seguro que conocéis de sobra a Edu, así que sin duda sabréis de su pasión enfermiza por lo old school, así como de su veteranía en este mundillo y de su buen hacer en todos los proyectos en los que se involucra (muchos recordaréis sin duda sus años como colaborador en Pitchline-zine, antes de que decidiera lanzarse al ruedo de los fanzines impresos). Pues bueno, que eso, que tras lanzarse a la aventura de currarse un fanzine en papel y de crear el SUPPOSED TO ROT, Edu ya lleva cuatro números (el último, de muy reciente facturacion) desde que editara el primero allá por Abril de 2010. El resultado de esta charla entre dos maníacos como nosotros no podría haber sido diferente: Metal por los cuatro costados y pura y dura devoción por este engendro del diablo llamado Metal Extremo. Cuando las cosas se hacen desde la pasión y la honestidad, suelen salir bien… Y si a eso le sumas una cantidad de conocimientos abrumadora sobre la música que amas y que consume tantas y tantas horas de tu vida, obtienes resultados tan cojonudos como lo son cada uno de los números del SUPPOSED TO ROT ‘zine. Pues nada, las palabras de Mr. Eduardo de León Alejo son todas vuestras… Live your life, you’re gonna die your own death… There’s no one above that’s gonna take your breath!

¡Aúpa, Edu! Ya tenía yo ganas de cogerte por banda y de someterte a mi peculiar interrogatorio… Así que, ¡bienvenido a Xtreem Music! Hoy vas a pasar de ser el habitual entrevistador a ser el entrevistado (cosa que, por otra parte, ya has hecho otras veces)… ¿Cómo te sientes hoy en particular por lo que respecta a este aspecto? ¿Te impone respeto mi incontenible verborrea y afán por exprimir a las víctimas de mis cuestionarios? ¡Jajaja! Bueno, vamos a empezar con el tema… Antes que nada: ¿vas a ponerte alguna “banda sonora” mientras le das a la tecla para contestar a mis preguntas?

Muy buenas, Eto, gracias por la oportunidad de esta entrevista. La verdad es que promete ser bastante larga y, viendo las preguntas así de inicio, da un poco de vértigo, pero no es ningún problema, sino todo lo contrario; mientras no me hagas preguntas sobre los grupos esos que se tiran pedos en cañerías y luego los graban en Dolby Surround, está todo bajo control, jaja. Debido a la extensión de la entrevista, más que una banda sonora seguramente pasen como unas quince antes de que la acabe, pero, así de primeras, me he puesto el “The Sun Of Tiphareth” de ABSU y tengo preparado el “Barathrum: V.I.T.R.I.O.L.” para que recoja el testigo. Ya te diré al final (si las recuerdo todas) las que han ido sonando.

Pues nada, venga, ¡allá vamos! Edu, tú ya eres un veterano de nuestra escena y ya llevas tus añitos pululando por ella, pero la verdad es que, si dejamos de lado tu actividad actual con el SUPPOSED TO ROT ‘zine, de tu background solo conozco tu periplo como colaborador en la web de Pitchline ‘zine… Edu, ¿cuánto tiempo estuviste colaborando en Pitchline ‘zine y cómo valoras los años que allí pasaste? ¿El hecho de abandonar Pitchline (un medio digital) estuvo íntimamente ligado con el deseo de crear algo más personal como el SUPPOSED TO ROT (un fanzine en papel)? ¿Qué es lo que más destacas de tu paso por Pitchline? Como acabo de comentar, de tu background previo al SUPPOSED TO ROT solo conozco tu colaboración en Pitchline… Anteriormente a esta colaboración, ¿estuviste metido en algún otro meollo relacionado con el periodismo extremo? ¿En qué momento de tu vista dejaste de ser un mero “oyente de música” para querer empezar a hablar también de ella? ¿Cuándo empezó a picarte el gusanillo por el periodismo musical underground?

Pues como bien supones, mi colaboración en Pitchline-zine fue mi primera aparición dentro de este mundillo (me niego a utilizar la palabra periodismo, ni con el amateur detrás). He tenido que ir a mirarlo a la web para no mentirte, porque me falla la memoria sobre datos concretos, pero el caso es que empecé en 2005 y dejé de colaborar a finales de 2008. Al principio aporté algunas reseñas a la sección de clásicos, luego me empecé a arrancar con algunas entrevistas, hasta que se puso en funcionamiento la sección de descargas, que creo que tuvo bastante buena aceptación. Se trataba de subir algunas Demos y material “menor” para que cualquier interesado pudiera descargarlas. Ya te puedes imaginar de qué palo iba el material: rollo sueco y finlandés antiguo principalmente, aunque también cayó alguna que otra rareza en forma de 7”, etc. En Pitchline-zine se me permitió explayarme agusto y encontré una vía para verter parte de mis peroratas sobre los viejos tiempos sin ningún tipo de cortapisa. Llegó un momento en el que perdí la motivación y cada vez iba aportando menos cosas, por lo que el resultado lógico era dejar de colaborar. Le estoy muy agradecido a Jonathan por haberme hecho un hueco en su momento y, además, en ese foro conocí a muy buena gente con la que a día de hoy sigo teniendo contacto a través del Facebook. También colaboré en el primer número del fanzine “Consumed By Darkness” (Temple Of Darkness Records) debido a la invitación que recibí de mi buen amigo David Moreno. Aporté algunas reseñas y poco más, aunque también hice una entrevista a ASCENDED que no se llegó a publicar, ya que el segundo número del fanzine nunca vio la luz. Quizás en algún momento la rescate para el SUPPOSED TO ROT, ya se verá. La idea de poner un fanzine en funcionamiento llevaba un tiempo rondándome la cabeza, aunque, por un motivo u otro, nunca me atreví a dar ese paso. Siempre me gustaron los fanzines en papel, marcaron una época y fueron y siguen siendo parte importante de todo esto que se ha venido a llamar Underground. Mis conocimientos de informática, maquetación y todo ese tipo de aspectos técnicos son bastante limitados, por lo que me llevó un tiempo decidirme a dar el paso definitivo. Tras plantearme varias ideas sobre cuál debería ser el devenir del fanzine y comentarlo en público, alguien se ofreció a ayudarme con la maquetación, por lo que ya no había excusa posible. Me lie la manta a la cabeza y todo empezó a rodar, no de la forma tan fluida que me hubiera gustado, pero, al fin y al cabo, sigue rodando a día de hoy, por lo que me doy por contento.

Y, ahora sí, ¿cuándo, cómo y por qué surge en tu mente la idea de crear un ‘zine en papel como el SUPPOSED TO ROT? ¿Qué motivaciones había en tu perturbada cabecita que te empujaran a querer parir semejante engendro fanzineroso? Hasta ahora llevas cuatro números (el último de ellos, todavía muy reciente)… En el primero de ellos, editado en Abril de 2010, comentabas en el editorial que el nacimiento de dicho primer número había sido un arduo trabajo que en ese momento ni siquiera sabías si iba a tener continuación (por suerte sí que ha habido continuación y SUPPOSED TO ROT, tras su cuarto número, es ya un ‘zine más que conocido entre los amantes de este tipo de panfletos que pululamos por el mundillo extremo)… En dicho editorial seguías diciendo que numerosos avatares de la vida te habían hecho poner en conserva este proyecto en más de una ocasión y que, a pesar de ser una idea que tenías en mente desde hacía tiempo, habían tenido que pasar muchos años para que se dieran las circunstancias idóneas para decidirte a dar el paso. Pues nada, tío, ya sabes lo que toca: hablarnos un poco sobre cómo surgió la idea de crear el SUPPOSED TO ROT, concretarnos un poco todos esos problemas que te impedían llevarlo a cabo y, finalmente, explicarnos cómo, al fin, pudiste ponerte manos a la obra y elaborar los contenidos de tu primer número. Una vez te pusiste ya a empujar de verdad, ¿costó mucho que la criatura sacara la cabeza? ¿Cuánto tiempo pasó desde que empezaste a trabajar en los contenidos de dicho primer número hasta que estos, finalmente, quedaron terminados y el ‘zine listo para llevar a imprenta? Ahora que ya hace tres años y medio que salió el primer número de SUPPOSED TO ROT, ¿cómo lo ves? ¿Quedaste en su momento satisfecho con él? Pasado este tiempo, ¿sigues estando contento con el resultado de lo que fue tu primer número? La verdad es que recuerdo que en reseñas publicadas en otros ‘zines y demás, obtuvo comentarios la mar de positivos… ¿Cómo viviste tú todo esto en aquel momento, colega?

El inicio de todo esto más o menos ya lo he expuesto en la respuesta anterior. Los fanzines en papel siempre me llamaron mucho la atención, me gustaba mirarlos y remirarlos, fotocopiar las fotos de las bandas para ponerlas en las cintas, leer las reseñas para conocer nuevos grupos, etc. Llegaba un momento en que los tenía tan sobados que casi se desintegraban por combustión espontánea. En un momento dado pensé “¿por qué no puedo hacerlo yo?” y, gracias a esa colaboración inicial en la maquetación que te comentaba, echó a andar esta historia. A partir de ahí todo fue cuestión de ir pensando en posibles entrevistados e ir enviando e-mails a ver qué tal respiraban los músicos. Siempre me hago una lista con nombres de grupos de la que al final se caen por lo menos la mitad, bien porque he preferido darles preferencia a unos sobre otros o bien porque algunos de ellos nunca responden o terminan por pasar de todo. Ya desde el primer número me di cuenta de que, desde el momento inicial en el que decides poner la idea de un nuevo número en funcionamiento, hasta verlo materializado y disponible, había que echarle paciencia al asunto. Siempre hay imprevistos, demoras en las contestaciones, situaciones diversas en tu vida personal que te hacen dejarlo aparcado por unas semanas o más, búsqueda de imprentas y de las mejores condiciones calidad/precio posibles y muchos otros aspectos que llevan su tiempo. Al menos a mí me ha sucedido así desde el principio, aunque también es posible que en determinados momentos haya pecado de falta de constancia. No sé, a veces paso por fases en las que me harto de casi todo y desconecto, y en realidad prefiero que sea así, porque, de lo contrario, no sería saludable el seguir con una tarea así. Si no lo disfrutas aunque sea solo un poco, no tiene sentido. Las situaciones a las que hacía referencia no eran más que situaciones personales y familiares negativas, enfermedades de familiares muy cercanos y temas de esa índole que me cayeron encima como una losa. Fue una época tremendamente negativa que duró años y que recuerdo como la peor de mi vida a todos los niveles y que, a día de hoy, no he terminado de asumir del todo ni creo que pueda hacerlo nunca. El hecho de tener el fanzine me ayudó al menos en algo para distraer la mente y no terminar por tirarme por un barranco. El primer número, visto desde la perspectiva actual, y ya en su momento particular, me produjo una gran satisfacción y sí que quedé satisfecho con él. Ver a tu “criatura” finalmente hecha realidad en tus manos fue una sensación bastante positiva. Además, la maquetación era impresionante y la calidad de impresión (previo desembolso de varios cientos de euros) era sobresaliente. De todas formas, y haciendo caso a mi sentido crítico, siempre termino por ver defectos a posteriori en todos y cada uno de los números que he sacado, aunque supongo que debe ser algo normal.

Este primer número de SUPPOSED TO ROT incluía entrevistas a GRAVEYARD, CRUCIAMENTUM, INTERMENT, DOMAINS, SWALLOWED, Javi “Bastard” de Hellspawn Mag., INDESINENCE, SACRILEGE, LIE IN RUINS, UNDERGANG, HELLWITCH, MUTANT y Roy Fox de Necroharmonic Records. Siguiendo con el resto de cosas que comentabas en el editorial y enlazándolo con el tema de las entrevistas, en este número te quejabas de la peña de los italianos MEFITIC, que ni siquiera se habían molestado en contestarte afirmativa o negativamente a una petición de entrevista. Esto es realmente lo menos que nos puede pasar a los que nos dedicamos a currarnos entrevistillas dentro de este mundillo extremo, porque sabemos que, lo que jode de verdad, es preparar la entrevista, enviarla y que finalmente no te la contesten. En este sentido, tú también has tenido alguna experiencia negativa desde que empezaste a editar el SUPPOSED TO ROT, no obteniendo finalmente respuesta de entrevistas enviadas a MONSTROSITY, a Darren White (exANATHEMA y actualmente miembro de SEROTONAL) y a ANTICHRIST (los suecos). Un día ya estuvimos hablando tú y yo por privado de que, efectivamente, mucha de esta gente no le pone a esto ni una vigésima parte de la pasión que le ponemos nosotros, y de que ahora, encima, con todo el rollo de las redes sociales y demás, hay muchos grupos que parecen pasar hasta el culo de promocionarse con entrevistas… Edu, tío, ¿hay alguna forma de cambiar esto? Es decir: las entrevistas en fanzines y ahora también en webzines siempre han sido una parte importantísima del Underground… ¿No crees que la peña que toca en grupos tendría que ser un poco más consciente de esto, y de que el Underground extremo se construye entre todos, entre los que tocan en bandas y también entre los que no lo hacen? Lo peor de todo es que auténticos gilipollas como, por ejemplo, Shawn Whitaker de INSIDIOUS DECREPANCY/VIRAL LOAD, muy aficionado a este tipo de desplantes, van luego por la vida, literalmente, LLORANDO porque no se les apoya… ¿Cuál es tu opinión al respecto y cómo ves todo este tema, colega? Por cierto, ¿quién te jodió más que no te contestara, MONSTROSITY, Darren White o ANTICHRIST? Esta gente no se merece una puta mierda, lo digo así de claro, así que eres totalmente libre de sacar el hacha de guerra y poner a caldo a estos tres particulares, jejeje… ¿Has tenido alguna experiencia más de este tipo, ya sea con el SUPPOSED TO ROT o en la etapa que pasaste colaborando en Pitchline? Con el SUPPOSED TO ROT creo que no, porque he revisado los editoriales y no te he visto cagándote en nadie más en este sentido, jajaja, pero seguro que en tu época en Pitchline también se te cruzó por el camino alguno de estos indeseables……

El caso es que siempre he dicho que puedo entender que algunos músicos pasen de contestar entrevistas, o al menos algunas de ellas (supongo que muchas veces dependerá del medio que se les acerque); están en su derecho y es decisión únicamente suya. Yo no “obligo” a nadie a pasar por el aro, siempre envío un e-mail o mensaje privado (vía Facebook) primero para ver qué tal respira el individuo en cuestión y, a partir de ahí, o sigo adelante o descarto la entrevista por completo. Es más, nunca he insistido a nadie: si no contestan al primer mensaje, nunca hay un segundo. Lo verdaderamente indignante es que te digan que sí, que acceden a la entrevista, y luego te dejen tirado, eso sí que me toca bastante las bolingas. Te da la impresión de que te están tomando el pelo y por ahí sí que no transijo. Entiendo que en un momento determinado al fulano en cuestión se le hayan acumulado las obligaciones de otra índole y le termine por suponer un compromiso inabordable (aun así, por contestar una entrevista tampoco creo que tengan que estar dos días de vigilia absoluta), pero, si ya te has comprometido, ¡CUMPLE! Es una simple cuestión de dignidad, de lo contrario te conviertes en un cabrón, yo lo veo así de simple. De entre estos segundos casos que te comento, me pareció especialmente sangrante el de Darren White. Tenía una ilusión tremenda por esa entrevista, saqué como cerca de treinta preguntas de lo más variadas sobre su etapa en ANATHEMA y prometía ser el punto fuerte del número 4. El muy subnormal me contesta al primer mensaje diciéndome que ok, que adelante, pero que le dijera cuál era la fecha límite para, literalmente, “no causarme ningún problema”. Le dije que aún quedaban como casi tres meses hasta que tuviera todo el resto del material completo, y fue a partir de entonces cuando su actitud ya empezó a parecerme sospechosa. Le envié las preguntas y no dijo nada durante un tiempo. Cuando se acercaba la fecha, le volví a escribir y respondió unos días después con excusas. Viendo el percal, decidí aparcar el asunto y centrarme en otras entrevistas. Una vez ya estaba el #4 en la calle, me escribe diciendo si seguía interesado en la entrevista. Había dos opciones: no contestarle o mandarle a la mierda, y opté por la segunda. Como comentas, puede ser que exista un cierto desequilibrio entre la pasión que tú le pones y la importancia que le da el otro. Puedo entender que haya algunos músicos que hayan terminado hasta los huevos de todo esto y no quieran saber nada de su pasado como músicos, es lo único que se me ocurre y, si así fuera, sería algo totalmente respetable. Lo peor de todo es que en determinados casos terminas sintiéndote hasta mal porque, en cierto modo, parece que les estás “persiguiendo” como si fueras un adolescente en busca de un autógrafo de Cristiano o Messi y, como comprenderás, yo ya no estoy para tonterías de ese tipo (bueno, de hecho nunca lo he estado). El caso de ANTICHRIST fue parecido. Primero me dicen que sí, les envío las preguntas y se volatilizan como por arte de magia. Una pena, porque su disco “Forbidden World” es una puta maravilla y me gusta un huevo su música. El caso de MONSTROSITY no me pilló tan de sorpresa porque, desde la primera contestación, ya me di cuenta de qué palo iba el individuo con el que contacté (supongo que debía ser Lee Harrison, aunque no lo puedo asegurar a ciencia cierta). Si algún día baja del pedestal en el que está, que tenga cuidado no sea que se tuerza un tobillo. No recuerdo más casos en lo que respecta a SUPPOSED TO ROT, pero, cuando estaba en Pitchline, también tuve un caso bastante curioso con el impresentable de Antti Boman. Se puede ser imbécil y luego ser como este mendrugo. En realidad, fue todo tan surrealista que aún no lo termino de entender, me resultó hasta cómico el payaso este. Contestaba a unos mensajes sí y a otros no y, de repente, cuando ya te habías olvidado de él, te escribía (meses después) diciendo que ya mismo contestaba. Obviamente era como quien oye llover, ni puto caso. Incluso te diré que me escribió como unos cuatro o cinco años después (yo ya no formaba parte de Pitchline) diciendo que si seguía interesado. Sí, Antti, sí, interesado en mandarte a tomar por culo solamente. En el sentido contrario, siempre te encuentras con gente más que amable y colaboradora desde casi el primer minuto, y supongo que termina por compensar la gilipollez de otros. Los hay incluso que se te “ofrecen”, pero bueno, ahí ya soy yo quien decido si me interesa entrevistarlos o no, aunque lo menos que puedo hacer es contestarles sobre la marcha y agradecerles el interés.

Evidentemente, no todo son entrevistas en SUPPOSED TO ROT… Una de las secciones favoritas de tus lectores es “The Past Is Alive”, donde, de uno u otro modo, rindes tributo a “aquellos maravillosos años” (los ’80 y los ’90, vamos, ¡jajaja!)… En los dos primeros números del ‘zine, te metiste entre pecho y espalda un porronazo de reseñas de recopilatorios más o menos actuales de grupos de aquella época (vamos, las típicas ediciones tan de moda ahora que recogen mogollón de material del denominado “menor”, ya sea de bandas más o menos clásicas, como, por ejemplo, el “Total Darkness” de ETERNAL DARKNESS, el “Complete Demos” de DISMEMBER, el “Drifting The Crypt” de PHLEGETHON, el “Tyrants Of Death” de MASSACRE o el “Re-Exhumation” de PUTRID), junto a otras dirigidas a reediciones de discos completos con material extra (el “Subconscious Lobotomy” de CENTINEX, el “World Without God” de CONVULSE, el “Piece Of Time” de ATHEIST, el “Shadows Of The Past” de SENTENCED o el “Slumber Of Sullen Eyes” de DEMIGOD). En el tercer número del ‘zine te curraste un especial sobre la vieja escuela griega, y en el cuarto uno sobre la finlandesa… Edu, yo tengo clarísimo que, efectivamente, el pasado está más vivo que nunca. Llevamos ya bastantes años hablando que si el revival del Old School Death Metal y tal y pascual… Bueno, yo creo que esto ha dejado de ser un revival para ser, simplemente, una vuelta al gusto por los sonidos de antaño y ya está, ¿no crees? Había mucha gente que al principio hablaba de que si esto era una moda y tal… Y los años van pasando y siguen surgiendo grupos cojonudos que vuelven su mirada a los sonidos de antaño… ¡Las modas no duran tanto, coño! ¡Jajaja! Tío, ¿por qué crees tú que, en determinado momento, y sobre todo por lo que hace al Death y Thrash Metal (aunque también en otros géneros), tanta gente decidió montarse su banda en plan “old school”? A ti desde luego te hicieron un favor, con lo cerrado que eres de cara a nuevos sonidos, ¡jajaja! ¿Cómo has vivido tú personalmente estos últimos años por lo que hace a esta vuelta a los sonidos añejos, Edu? ¿Qué aspectos destacarías y cuáles verías como inconvenientes de todo esto que se ha venido a llamar “revival de la vieja escuela” (aunque, como ya he dicho, a mí me parece que esto ha dejado de ser un revival para convertirse en algo completamente normalizado)?

Según se mire se puede hablar de moda, tendencia, repunte o revival, aunque, al fin y al cabo, son todos términos del mismo campo semántico. Para mí no se puede considerar una moda, al menos en un principio, cuando salieron grupos como MORBUS CHRON, SWALLOWED o LIE IN RUINS (hablamos de mitad de la década pasada), aunque reconozco que por momentos las cosas se han salido ligeramente de madre. Un poco de este asunto ya lo comentaba en la editorial del #4; a día de hoy cualquiera se pilla un pedal a la antigua usanza y se sube al carro más pronto que tarde. No se trata de buscar aspectos positivos o negativos, al menos no creo que sea algo trascendente, solo que llega un momento en el que el personal se confunde y termina metiendo a todos los grupos en el mismo saco. Si alguien quiere hacer música al estilo de como lo hacían los grupos suecos y/o finlandeses de antes (aunque en realidad esto debe ser extensible a todos y cada uno de los nuevos grupos, toquen el estilo que toquen), adelante, cada cual es libre de hacer lo que quiera, pero lo menos que se puede exigir es que haya un mínimo de calidad, premisa que un altísimo porcentaje se salta a la torera. El motivo por el que hubo un resurgimiento en su día lo tengo clarísimo: hacía muchos años que el declive del panorama era cada vez mayor (otros no lo verán así, claro) y se hacía necesaria una pequeña vuelta a las raíces. De todas formas, todo esto es cíclico, por lo que no tengas la menor duda de que tarde o temprano volverá a haber una huida “hacia delante” seguida por otra “hacia atrás”, creo que se me entiende. Sobre esos recopilatorios que comentas y que han venido inundando los sellos y distribuidoras de un tiempo a esta parte, no te voy a negar que me parece una idea cojonuda. El hecho de tener en un mismo CD toda o casi toda la discografía de tal o cual grupo es acojonante. Lo que no me gusta tanto es cuando se dedican a meter tanto material de relleno (hablo de mini directos infames, de ensayos con sonido pésimo, etc.). Lo mismo te digo de las reediciones, que también hay un cojón de ellas: por mí que sigan llegando más y más. Si tuviera que destacar alguno, me quedaría con los de CRYPT OF KERBEROS, MORPHEUS, ETERNAL DARKNESS y PHLEGETHON.

En los dos primeros números del SUPPOSED TO ROT también incluiste una sección llamada “Crónicas Oscuras” (no así en los números tres y cuatro). Las crónicas oscuras del primer número del ‘zine trataban el tema del Malleus Malleficarum, el conocidísimo libro sobre demonología y brujería publicado en 1486, mientras que las del segundo abordaban el tema de la demonología en general (origen y evolución del término, nombres y características de los principales demonios que se nos han transmitido a través del Dictionnaire Infernal de Collin de Plancy de 1826, etc.). Edu, ¿desde cuándo eres aficionado a este tipo de temas? ¿Eres de esos que siempre están leyendo cosas de este tipo, relacionadas con la brujería, magia negra, demonios, satanismo y demás? ¿En qué fuentes te basaste principalmente para escribir estos dos artículos que acabo de citar? A mí me parecieron sumamente interesantes, y eso que no soy demasiado aficionado a estas temáticas… Así pues, ¿por qué abandonaste la sección “Crónicas Oscuras” en los números tres y cuatro? ¿Tienes pensado retomarla de cara a futuros números del fanzine?

Siempre me han gustado este tipo de temas, pero sin excesos, es decir, no me dedico a la magia negra ni hago aquelarres en el patio de casa ni invoco espíritus del más allá con la ouija. Digamos que simplemente me “atraen” y me gusta leer historias que traten esos temas. Los dos pequeños artículos que incluí en el #1 y el #2 los saqué rebuscando un poco por aquí y por allá y con la ayuda de un libro que se llama “Enciclopedia De La Brujería Y La Demonología” de Rossell Hope Robins. Es un libro bastante antiguo y ni siquiera sé si se puede encontrar por algún lado en la actualidad. En cualquier caso, se lo recomiendo a quien le guste este tipo de temática. Lo mejor del libro, aparte de las historias que cuenta (muchos son casos reales de los procesos de la Inquisición), es que el redactor enfoca los diferentes temas desde el escepticismo y el rechazo más absoluto al fanatismo religioso. En un principio pensé que la sección aportaría algo de variedad al fanzine, pero, llegado un punto, noté que los artículos terminaban por quedar un poco “cojos”. Son temas muy amplios y tampoco era plan utilizar como nueve o diez páginas para tratar asuntos extra-musicales, por lo que no me resultaba fácil encontrar un punto intermedio entre el tema y su extensión. Igual en algún momento retomo la sección, pero no te lo aseguro del todo.

El primero número del SUPPOSED TO ROT tenía una presentación de tres pares de cojones en un cuidadísimo formato en A-5. Pero, de cara a los siguientes números, decides enviar el formato A-5 a tomar por culo, pasarte por comodidad al A-4 y darle al ‘zine una presentación, digamos, más austera (aunque igualmente competente), jejeje… En el número uno fue Borja “Gilius” Gil el que se curró la maquetación, pero en los números dos y tres, para no depender de terceros, asumes tú, con los medios que tienes al alcance, esa responsabilidad… En el número dos decides tirar de corta y pega, y en el número tres, si mal no recuerdo por una entrevista que te leí hace un tiempo, maquetas simplemente con el Word. A mí tampoco me gusta nunca depender de terceros, la verdad, y como mis conocimientos de maquetación son absolutamente inexistentes, si algún día me lanzara a hacer un ‘zine, seguro que lo maquetaría con el Word o sin comerme mucho el tarro, ¡jajaja! En el fondo, lo que importa en un fanzine underground es el puto contenido… Edu, ¿podrías explicarme un poco a mí y a nuestros lectores cómo se hace eso de maquetar un fanzine con el Word (ya sea la sección de entrevistas, la de reseñas o cualquier otra)? ¿Cómo te lo montaste para hacerlo así y saber que el resultado iba a ser competente? La verdad es que ese número tres maquetado con Word te quedó muy aseado (igual que el segundo a base de corta y pega, la verdad… Se nota que eres un tío escrupuloso y que no te gusta hacer montajes en plan guarro, ¡jajaja!)… ¿Por qué, en el número cuatro, vuelves a buscar a alguien que controle del tema para que te haga la maquetación (en este caso, fue Sergio “Vulcan”)? Muchas veces observo a fanzineros que dicen “es que la presentación de mi ‘zine da pena y tal y cual”… Yo es que, sinceramente, le doy poca importancia a la presentación de un ‘zine underground, y lo mismo me da que tenga una presentación la hostia de lujosa a que esté hecho a base tijeras y pegamento… ¿Hasta qué punto es importante la presentación del SUPPOSED TO ROT para ti, Edu?

No, no, en el cuarto no he tirado de nadie en absoluto, lo he hecho yo solito con, como no, el Word de las narices. Te explico un poco el proceso de “maquetación” (lo entrecomillo porque el término no deja de ser incorrecto en mi caso particular) del #4. Un día, mirando fanzines antiguos que tengo por casa, decidí fotocopiar algunos de esos marcos cadavéricos que tanto me han gustado siempre. Una vez fotocopiados, recorté los marcos, los pegué en un folio en blanco y los escaneé en formato JPG. Una vez hecho eso, ya sólo se trata de trasladarlos al Word, ponerlos como fondo y empezar a “montar” todo el resto sobre ese fondo. En realidad es un proceso muy simple. Sobre “maquetar” con el Word, pues el primer paso es abrir los márgenes verticales y horizontales de la página casi al máximo para que, al imprimir, la sangría no sea demasiado grande. Luego estableces un fondo con “insertar imagen”; yo suelo pasarme horas buscando en la sección de imágenes de Google, o incluso a veces tiro por lo fácil y pongo la portada de un disco como fondo. El resto no es más que ir abriendo cuadros de texto en los que ir encajando las preguntas y respuestas y las fotos de los grupos, etc. El paso final, una vez que ya tienes el material al completo, es imprimir todo a la mayor resolución posible y luego escanear todas las páginas por orden en formato PDF. Para mí la presentación sí es algo importante. Evidentemente, el contenido lo es más aún, pero no deja de ser un aspecto a tener en cuenta. Al final siempre termino encontrando fallos, pero bueno, más o menos me doy por satisfecho con cómo han ido quedando los números a partir del #1, sobre todo teniendo en cuenta lo inútil que soy con todo este tipo de cosas.

El número dos de SUPPOSED TO ROT (no recuerdo la fecha exacta de su salida) incluía entrevistas a VIOLATOR, DEMONICAL, MAGNUS, Me Saco Un Ojo Records, AFTER DEATH, DESECRESY, ATARAXY, DEATH BREATH, SEVENTH ANGEL, BALMOG, OBSCURE INFINITY, MORGOTH y ADRAMELECH. De estas trece entrevistas, me gustaría destacar, por diferentes motivos, dos de ellas. La primera sería la de los thrashers ingleses SEVENTH ANGEL, grupo al que podríamos encuadrar dentro del llamado “Metal Cristiano”. En esa misma entrevista, dejas bien claro que para ti lo importante es la música y que lo demás te la trae bien floja, pero, ¿cuál es tu opinión acerca de esa gente que se cierra totalmente en banda a escuchar música con contenido cristiano, sobre todo cuando esa banda es de Black Metal (de Unblack Metal, en este caso)? ¿Crees que es incompatible e/o incoherente que un grupo que toca música en plan DARKTHRONE aborde temas cristianos? ¿O lo que tú mismo comentabas sobre SEVENTH ANGEL lo harías extensible a todo el resto de géneros dentro del Metal? Edu, tú personalmente, ¿qué opinión tienes sobre las religiones modernas? ¿Ves raro que alguien que se considere ateo o agnóstico escuche un grupo cristiano si le mola la música que este hace? Y, del mismo modo, ¿considerarías extraño que alguien de izquierdas escuche bandas de NSBM? Yo no sé si tú eres de izquierdas, de derechas, de centro o de su puta madre, jejeje, pero sé que, por ejemplo, los fachas de LEGION OF DOOM te molan bastante (a mí también), jejeje… En fin, a ver cuál es tu opinión sobre ese choque tan habitual que se produce entre la música en sí de un grupo y las creencias e ideología de ese mismo grupo y de las personas que lo escuchan.

Yo creo que todos estos asuntos hay que verlos con cierta naturalidad, no creo que sean lo más mínimamente trascendentes a la hora de poder disfrutar de la música de tal o cual grupo. Si bien la esencia de esta música siempre ha tirado en sentido contrario, no veo por qué no podría haber un grupo que hable sobre sus creencias cristianas. Sin ir más lejos, a día de hoy, un tipo como Pete Sandoval se define como cristiano, y no te puedes ni imaginar hasta qué punto. Entonces, ¿qué hacemos? ¿Tiramos el “Altars Of Madness” por la ventana porque “traiciona” nuestros principios? A mí me las trae bien flojas, y que quede claro que odio los “mensajes” en la música sean del color que sean, pero, ¿acaso los que hablan sobre la iglesia laveyana y todas esas tonterías no están haciendo lo mismo a su manera? Hay mucha hipocresía en todo esto, como en casi cualquier otra faceta de la vida. El caso de grupos como SEVENTH ANGEL es parte de la excepción, de la enorme minoría, y por eso a algunos les llaman la atención. Si alguien les descarta de antemano por este asunto, es su problema; quizás detrás de todo esto no haya más que poses y miedo al “qué dirán”. En el mismo sentido nombras a los griegos LEGION OF DOOM. Me importa bien poco que sean nazis, yo no lo soy y con eso me basta, de la misma forma que no soy un “rojeras” y seguramente me habré topado con muchos grupos que lo sean. En fin, el que quiera hablar de principios, de ideales y aplicarlos a la música, que lo haga, está en su completo derecho, yo solo te puedo decir que me importan lo mismo que el parte meteorológico del Telediario. Odio la política y odio las religiones; la primera porque es un nido de hipócritas y de dobles morales, y la segunda porque, en su gran mayoría, no son más que credos represivos que rebajan al individuo al nivel de pelele integral. Poco más te puedo decir.

La segunda entrevista de ese número dos de SUPPOSED TO ROT que quería destacar es la de BALMOG. Esta entrevista a BALMOG suponía la primera entrevista a un grupo de Black Metal incluida en el SUPPOSED TO ROT. Creo que sobra decir que, dentro de este mundillo, tú eres especialmente conocido por tu afición al Old School Death Metal, aunque, como hemos visto, sin renunciar para nada a otro tipo de géneros. En el caso del Black Metal, creo que este estilo es con el que sueles hilar más fino, ¿verdad? Sé que te gustan muchos grupos antiguos de Black Metal y que sientes especial devoción por la escena blacker griega (luego volveremos sobre esto), pero creo que también llegó un momento en el que tu interés por este género empezó a decaer, ¿puede ser? ¿A qué se debió esto, Edu? ¿Realmente consideras que llegó un momento en que la escena Black Metal se convirtió en un circo de osos panda malvados? ¡Jajaja! ¿Qué es lo que más te echa para atrás a la hora de descubrir nuevos grupos de Black Metal y no tener que tirar siempre de clásicos? En el caso de BALMOG, fundados en 2003, está claro que algo les encontraste para que, a pesar de ser una banda de Black Metal de creación relativamente reciente, los consideraras dignos de aparecer en el SUPPOSED TO ROT… Y lo mismo valdría para los zaragozanos EMPTY, entrevistados en el número cuatro (aunque de formación bastante anterior, en 1995). Así pues, Edu, a día de hoy, ¿qué ha de tener un grupo de Black Metal para que llame tu atención? Si, como en la anterior pregunta hemos comentado, consideras que lo más importante es la música, ¿qué es lo que ves en BALMOG y en EMPTY que, para ti, no tienen la gran mayoría de grupos de Black actuales? ¿Qué otros grupos de Black Metal que no sean “clásicos al uso” acostumbras a escuchar a día de hoy?

En mi caso particular, el interés por el Black Metal siempre ha estado en un escalón inferior al del Death, Doom, Thrash o incluso Heavy Metal. No sabría precisarte por qué, pero quizás sea porque fue el último género que descubrí dentro de todo este mundillo. En la época del auge del Black Metal noruego (principalmente) sí que me hice con muchos discos del palo, de los más conocidos por todos, y algunos me siguen gustando bastante a día de hoy. Sigo considerando el “The Shadowthrone” de SATYRICON y el “Svartalvheim” de ANCIENT como mis discos preferidos de Black Metal. Llegó un momento en el que, simplemente, perdí el interés por seguir rebuscando dentro del género y, en la actualidad, salvo rarísimas excepciones, ya no me suelo interesar por lo que va saliendo. De vez en cuando le echo una oreja a según qué discos de según qué grupos, pero no me llenan en absoluto; te hablo de gente como MGŁA o WATAIN (por poner dos ejemplos fácilmente reconocibles). No les veo nada especial, no me “llegan”, que, al fin y al cabo, es de lo que se trata. El caso de BALMOG es casi la excepción que confirma la regla. Ya antes de escucharlos había leído muy buenas cosas sobre ellos, y fue tomar contacto con su música y quedarme con la boca abierta. Son puro azufre y, además, no dejan de tener su toque personal. Aunque no son del todo fáciles de digerir, digamos que son más “musicales” que muchos otros y, sobre todo, no se basan en meter riffs a piñón fijo de principio a fin y en desquiciarte de los nervios con esos gritos estridentes tan típicos y arquetípicos. Por otro lado, EMPTY son un torbellino de emociones, su música me transporta a escenarios decadentes y apartados de este mundo y, para mí, eso tiene un valor incalculable. Creo que con escuchar la intro de “The House Of Funerary Hymns” cualquiera se puede dar cuenta de que la atmósfera es una parte sustancial de su música. Por lo general, mis incursiones en el Black Metal se suelen centrar en los “clásicos” de primera mitad de los ’90 y en otros que quizás no lo sean tanto. Nunca he escondido mi devoción por los primeros GEHENNA o por los inicios de ANCIENT (antes de que se convirtieran en un coñazo y empezaran a hacer música para maricas maquillados, tristones de la vida y aficionados al vampirismo de todo a 1 euro).

Pasamos ahora al número tres de SUPPOSED TO ROT, con entrevistas a WAR MASTER, IMPETIGO, ALTAR OF OBLIVION, POISONOUS, The Crypt Records, MORDBRAND, HYDRA VEIN, DRUID LORD, ABYSMAL GRIEF, Flesh Salad ‘zine y PHLEBOTOMIZED. En este número tres, la sección “The Past Is Alive” sufre un cambio y, en vez de dedicarte a comentar material discográfico, te curras un especial sobre la vieja escuela griega francamente brutal. Como bien dices en la introducción a este artículo, la vieja escuela griega suele asociarse la mayoría de veces al Black Metal, y muchos buenos grupos de Death Metal, Doom/Death o Thrash que hubo por aquella época suelen quedar relegados al olvido. Edu, en primer lugar, ¿por qué crees que suele suceder esto cuando hablamos de la escena griega? ¿Por qué crees que la mayoría de gente, cuando habla de Metal Extremo griego, cita a grandes grupos de Black Metal como ROTTING CHRIST, VARATHRON o NECROMANTIA, y se olvida de ACID DEATH, HORRIFIED u OBSECRATION? Yo creo, sinceramente, que es una mera cuestión de relevancia, y admito que a mí también me pasa… Así pues, tú, personalmente, ¿por qué crees que el Black Metal sobresalió como estilo extremo por antonomasia en Grecia? ¿Qué condiciones crees que se dieron por allí para que este género se convirtiera en, por así decirlo, adalid de la escena extrema griega en detrimento de otros? A día de hoy, ¿tú como ves la escena griega? ¿Crees que esta tendencia sigue siendo la imperante a día de hoy, o consideras que las cosas han ido cambiando poco a poco tras la salida de algunas bandazas de puro Death Metal como DEAD CONGREGATION, NOCTURNAL VOMIT o INVERACITY?

Creo que estás en lo cierto. Al fin y al cabo, no deja de ser una cuestión de relevancia. Si le preguntas a alguien por algún grupo griego de música Metal, lo más normal es que te nombre a ROTTING CHRIST antes que a ningún otro. Aunque, en realidad, empezaran haciendo un Death Metal bastante rudimentario, fueron sus primeras incursiones en el Black Metal las que les pusieron en boca de muchos en su día. No creo que se dieran ningunas condiciones especiales en su momento para que se produjera una eclosión (tampoco demasiado grande) de bandas de Black Metal, aunque quizás podamos encontrar la respuesta en el sello Molon Lave, en gran parte el “culpable” de que muchos grupos griegos dieran el “salto” a la internacionalidad. De todas formas, y esto no es más que una opinión personal, creo que en el terreno en el que destacaron sobre manera fue en el del Doom/Death, y grupos como los primeros SEPTIC FLESH dan fe de ello. Hablar del Metal griego de aquellos años, en su vertiente más extrema, es hablar de producciones rudimentarias y de muchísima atmósfera. Para mí esto último es el aspecto fundamental y verdaderamente distintivo de todos aquellos grupos. De grupos actuales que conozca (bastante pocos si te soy sincero), destacaría sin duda a NOCTURNAL VOMIT (un torbellino de aire fresco entre tanto modernismo) y, cómo no, a DEAD CONGREGATION, aunque, a nivel personal, me quedo con los primeros.

En el número tres tenemos este especial sobre la escena griega, y en el número cuatro (tu último opus hasta la fecha) tenemos otro especial, esta vez sobre la finlandesa (especial que trataremos en profundidad más adelante). Lo primero que tengo que decirte es que yo, personalmente, me sentiría totalmente incapaz de hacer especiales de este tipo (o como, por ejemplo, el que se curró David Méndez sobre el Death/Doom holandés en un número del Reacciones Negativas)… No sé, no me veo con el suficiente background metalero como para asumir semejante tarea, y eso que llevo toda la puta vida escuchando esta música… Edu, ¿cómo afrontaste tú la tarea de confeccionar tanto el especial sobre la escena griega del número tres como el de la escena finlandesa del número cuatro? ¿Qué criterios seguiste para incluir a tal o cual banda (y dejar a otras fuera, obviamente) y de dónde sacaste toda la información pertinente? Metal Archives nos puede ayudar mucho en el tema de las discografías y tal, pero es que tú no te limitas precisamente a eso, jejeje… Vamos, que hay que verlo y leérselo atentamente para ver el gran nivel de profundidad e investigación que hay en cada uno de estos especiales… Edu, ¿realmente has escuchado a todas las bandas de las que aportas datos? Es que incluso, en el apartado dedicado a sus discografías, lo que haces es seleccionar lo que para ti resulta más relevante, lo que me da a entender que, efectivamente, lo tienes escuchado prácticamente todo (sino todo, ¡jajaja!). En fin, cuéntanos un poco cuál es tu modus operandi a partir del cual encaras la realización de estos brutales dossieres y, ya que estamos, coméntanos si tienes pensado seguir currándote especiales de este tipo de cara a futuros números de SUPPOSED TO ROT… ¿Tienes ya alguna escena en mente para poder destriparla en algún número futuro de tu grimorio? Por cierto, ¿cuánto tiempo te lleva el poder documentarte y posteriormente crear un especial de este tipo?

Hombre, claro que he escuchado a los grupos que nombro, de lo contrario, ¿qué sentido tendría? Esas cosas las dejamos para redactores de medios generalistas que reciben hojas promocionales, oyen campanas, escriben cuatro líneas y aquí todos tan contentos. El modus operandi es exactamente el mismo que seguí en su día para confeccionar los dos especiales sobre el Death Metal de la antigua escena sueca y finlandesa en Pitchline-zine: empiezo haciendo una lista de todos los grupos que me vienen a la cabeza y, si veo que son muchos, descarto a los que me resultan menos atractivos (o me gustan menos). A partir de ahí, se trata de ir describiendo grosso modo las características más fundamentales que ves en tal o cual grupo y destacar la discografía que a nivel personal te resulta más interesante. Por supuesto que para hablar de fechas y demás tengo que tirar de páginas especializadas (contrastando siempre entre varias), porque sería imposible guardar todos esos datos concretos en la memoria. A nivel general, no se trata de escribir una tesis sobre todos y cada uno de esos grupos. De lo contrario sería un auténtico coñazo, para mí, que lo tengo que redactar y, sobre todo, para el que lo lee. Siempre he dicho que este tipo de “reportajes” los concibo como una especie de introducción a las escenas en cuestión, y el objetivo fundamental es que, quien los lee, se sienta atraído por descubrir grupos y discos que no haya escuchado hasta ese momento. Si ese fuera el caso, aunque hablemos de una sola persona, me daría por más que satisfecho. ¿Escenas a tratar en un futuro? Pues no se me ha ocurrido ninguna hasta el momento, al menos tampoco es que “controle” de muchas más. Así de primeras me vienen a la mente el Thrash Metal californiano, la escena Death Metal de Florida, quizás el Thrash canadiense también, y poco más, la verdad. De momento, no hay nada en el horizonte en ese sentido, pero todo se andará.

En el número tres de SUPPOSED TO ROT también incluiste un artículo especial sobre un clásico como el “Indecent & Obscene” de DISMEMBER, segundo disco completo de los míticos suecos, inaugurando así una nueva sección del ‘zine que ha tenido continuidad en el número cuatro con el “Into The Grave” de GRAVE, aunque añadiendo más opiniones aparte de la tuya (ya hablaremos de esto más adelante). En el caso del “Indecent & Obscene” de DISMEMBER, el artículo va fundiéndose entre tus palabras y las del propio Richard Cabeza, bajista del grupo en aquella época, a quien enviaste una pequeña entrevista sobre el disco en cuestión y cuyas respuestas vas entrelazando entre tus propias opiniones, una forma cojonuda de elaborar una disección pormenorizada al máximo de un disco, pues no solo aportas tu punto de vista, sino también el de un músico que estuvo involucrado directamente en la grabación. Edu, en ese mismo artículo dices que no sabes muy bien cómo surgió la idea de hacer algo así, jajaja, pero, ¿por qué crees que la idea de hacerlo se te ocurrió, precisamente, mientras re-escuchabas ese disco en concreto? Dentro de la historia del Death Metal, ¿qué puesto crees que ocupa un disco como “Indecent & Obscene”? Para la gente que no haya leído el artículo, ¿qué características propias del Death Metal crees que encarnaron mejor DISMEMBER en este su segundo trabajo? ¿Y qué te parece, a día de hoy, la carrera de DISMEMBER, tío? Tú no eres mucho de discográficas completas, jajaja, e incluso recuerdo un día, hace ya varios años, en que te pregunté si había algún grupo que te gustara más allá de su tercer disco, ¡jajaja! En el caso concreto de DISMEMBER, ¿dónde te quedas? ¿Te gusta (ya sea en mayor o menor grado) toda su discografía, o hay un momento en el que te dejaron de interesar por completo? Si es así, ¿por qué?

Sinceramente, no te puedo decir por qué surge la idea. Supongo que en algún recóndito lugar de mi cerebro debo guardar algún recuerdo de un tipo de “artículo” así, pero no te lo puedo asegurar. Como tenía agregado a Richard Cabeza en el Facebook, pensé en escribirle a ver si había suerte, y la verdad es que el tío se mostró muy colaborador desde el principio; buena gente. Siempre he alucinado con el “Indecent & Obscene”, siempre, desde el primer día que lo escuché. Si tuviera que hacer un top 5 de la historia del Death Metal en general, seguramente tendría su hueco entre esos pocos elegidos. Es un disco diferente a todos y a todo, no tiene mucho que ver con el “Like An Ever Flowing Stream” (que también me gusta), en este todo es diferente, desde el enfoque estilístico, bastante más crudo y salvaje, hasta el mayor desarrollo técnico del bajo y de las guitarras, pasando por un sonido áspero y cortante que quita el sentido. Es un disco único e irrepetible repleto de temazos, de entre los que destaco “Reborn In Blasphemy”. Se me inyectan los ojos en sangre cada vez que lo escucho. Se mire como se mire, es una obra maestra. Ya en su día, el “Massive Killing Capacity” me dejó un poco frío, pero terminó por gustarme “a secas”. Tiene algunos buenos temas como “I Saw Them Die” y “Casket Garden”. Lo peor vino cuando pedí el “Death Metal” y lo puse a dar vueltas en la minicadena… Horrorosamente melódico, en el peor de los sentidos posibles, y con un sonido estéril hasta decir basta; grandísima decepción. De ahí en adelante, aunque retomaron su versión más directa y cañera, no me gusta ninguno de sus discos. El sonido de su última época no me convence, las composiciones no están a la altura (muy montoneras en mi opinión) y, además, la voz de Matti se volvió insoportable.

Bueno, no eres mucho de discografías completas, pero seguro que hay alguna excepción, ¿no? ¡Jajaja! Repasando mentalmente toda la historia del Metal Extremo en general hasta el día de hoy, ¿hay alguna banda (ya sea de Death, de Black, de Thrash, de Doom o de Grind) cuya discografía completa consideras completamente intachable? Ojo, y que tengan una discografía lo suficientemente extensa, no me vale que me digas que CARNAGE la tienen, ¡jajaja! En estos casos se suele hablar mucho de bandas como IMMOLATION, cuyos discos te pueden gustar más o menos, pero que nunca defraudan… ¿Cómo lo ves tú, Edu? ¿Te viene a la mente algún grupo cuya producción discográfica consideres que no tiene mácula alguna?

Tras pensarlo durante unos minutos, solo me vienen a la mente BOLT THROWER e IMMOLATION. Los primeros nunca se han bajado del carro del Death Metal puro y duro, aunque, tras un dilatado recorrido y, como es lógico y normal, tienen discos de mayor empaque que otros. Entre “Realm Of Chaos” y “The IVth Crusade” anda la cosa. IMMOLATION son otros que más o menos han mantenido su nivel, aunque es verdad que llevan un tiempo optando por un sonido cada vez más “antinatural”, creo que se me entiende. Aun así, siguen teniendo un nivelazo como músicos y siguen siendo únicos a la hora de componer temazos. Si tuviera que escoger un favorito personal, sería sin duda “Dawn Of Possession”. A partir de ahí se reinventaron a sí mismos y, más o menos, todos sus discos mantienen el nivel.

Y con esto llegamos ya al último número de SUPPOSED TO ROT hasta la fecha, el número cuatro, con entrevistas a BINAH, ABYSME, NOCTURNAL VOMIT, CRYPT OF KERBEROS, MERCYLESS, HETSHEADS, SOLOTHUS, EMPTY, NECROSANCT, GRAVEYARD, GOD MACABRE y Bloody ‘zine. Y dado que es el último y, además, editado muy recientemente, pues vamos a destriparlo un poco más pormenorizadamente, ¿te parece bien? En primer lugar, Edu, ¿podrías hablarnos sobre los entresijos ocultos tras la elaboración de este último número de SUPPOSED TO ROT? ¿Cuándo empezaste a confeccionarlo y cuándo lo diste por finalizado para llevarlo ya a la imprenta? El proceso de elaboración (quitando el tema de la maquetación, que vuelve a ser profesional), ¿cómo se desarrolló? ¿Te costó mucho elaborar los contenidos de este número, o no más que en cualquier otro número de SUPPOSED TO ROT? Para todo aquel que no tiene ni idea de lo jodidamente chungo que es editar una publicación underground de estas características, ¿cómo explicarías los diferentes pasos que vas siguiendo desde que editas un nuevo número del ‘zine hasta que, finalmente, acaba por salir el siguiente? Enseguida que acabas con un número, ¿te pones ya a trabajar en el siguiente, o te tomas un descansillo? En fin, resumiendo: háblanos sobre la gestación de este número cuatro del SUPPOSED TO ROT desde el mismo momento en que acabaste de editar el número anterior.

Como te comentaba en una pregunta anterior, la maquetación en el #4 no tiene nada de profesional, la hice yo mismo aunque de una forma un tanto particular. Normalmente, entre que empiezo a meterle mano a un número y lo termino, suelen pasar unos cinco o seis meses. Al menos ese ha sido el plazo temporal que se ha venido cumpliendo desde el primer número hasta el último. No hay un patrón fijo, casi siempre voy dando saltos de un lado para otro y voy completando secciones poco a poco. Cada vez que me confirman una entrevista, me meto de lleno con ella y, en lo que espero contestación o confirmación de otro músico/grupo, sigo adelante completando reseñas o perfilando la sección de “The Past Is Alive”. Se trata de ir avanzando poco a poco; no me meto prisas, aunque, al final, cuando ya solo estoy pendiente de algún que otro fleco para ultimarlo todo, siempre me acabo apurando un poco por las ganas de verlo ya finalizado. Ultimar los contenidos del #4 no fue ni más ni menos costoso que en el resto. Ten en cuenta que la parte fundamental del fanzine son las entrevistas, por lo que suelen tener preferencia por encima del resto de secciones y, en el caso de estas, siempre se trata de conseguir los compromisos suficientes como para tener un número determinado de entrevistas atadas. En el #4 el punto de partida fue igual. A nivel general de inicio, me planteo entre diez y quince entrevistas y, a medida que va pasando el tiempo, ya veo si me quedo corto (porque siempre hay intentos fallidos) y tengo que iniciar más contactos o me vale con lo que voy teniendo. Una vez finalizado un número, lo único que hay en mi horizonte es una necesidad imperiosa de desconexión. Cuando ya he perfilado ideas para el siguiente número y reúno las ganas suficientes (semanas o, mayormente, meses después), pues ya me meto a establecer contactos con posibles entrevistados, a ir haciendo reseñas poco a poco para no saturarme, a trazar ideas sobre el resto de secciones, etc., pero lo primero es siempre buscar potenciales entrevistados. Al final es un proceso de elaboración como los motores diésel: a medida que voy avanzando, voy involucrándome cada vez más y echándole más horas y ganas.

Edu, en la anterior pregunta ya hemos hecho mención a cuáles son las entrevistas que incluye este cuarto número de SUPPOSED TO ROT, pero, yendo un poco más allá, ¿podríamos comentarnos con cuál de ellas has quedado más satisfecho y cuál ha supuesto una pequeña decepción (si es que la hay)? A mí personalmente me han encantado las de BINAH y CRYPT OF KERBEROS, por ejemplo, pero, del mismo modo, el pavo de HEATSHEADS me ha dado un poco de grima (ya da por culo que hagas una petición de entrevista y que te limiten el número de preguntas, así que no puedo ni imaginarme que encima el tío acceda solo si le envías posteriormente dos copias del ‘zine… Por cierto, ¿se las enviaste? ¡Jajaja!)… Por otra parte, ¿cómo te gusta encarar las entrevistas, Edu? Aquí, como en casi cualquier otra cosa, cada maestrillo tiene su librillo… ¿Cuál es el tuyo, tío? ¿Cuáles son los pasos que tú personalmente sigues a la hora de confeccionar una entrevista?

Personalmente, me quedo con el #4 por encima de cualquier otro. Creo que ha quedado más completo por muchas y variadas razones, desde el equilibrio entre los grupos entrevistados (me refiero a grupos activos e inactivos) a la presentación, pasando por las propias respuestas a las entrevistas. También te diré que me quedó bastante pena de no poder concretar una con Mat Maurer de MORTAL SIN; era otra que me hacía bastante ilusión, al igual que la de ANATHEMA, pero el tío nunca contestó. Si hubieran cuadrado esas dos, creo que hubiera salido un número casi redondo. Coincido contigo, mis preferidas son sin duda la de CRYPT OF KERBEROS, con diferencia, seguida por la de BINAH. Mattias Borgh es un tipo la mar de amable y campechano y, además, se portó bien en las respuestas, e Ilia es una excepción entre tanto “posturitas” e iluminados de la vida; de él valoro especialmente que, siendo un músico ya de relativa reputación, siga siendo una persona normal, que interactúa contigo al mismo nivel e incluso te sigue escribiendo después de haber finalizado la entrevista. Ilia es un crack en toda regla. Por otro lado, creo que la de NECROSANCT pudo quedar mejor. Aunque Ant es otro tipo de puta madre, fue un poco escueto en sus contestaciones. La de HETSHEADS al final no quedó del todo mal en comparación con lo que me temía desde un principio, pese a las limitaciones en cuanto a la extensión que me puso desde un principio. He de decir que mi primer contacto fue Atte, pero él me remitió a Joakim con un literal “seguro que está deseando contestar a una entrevista así”. Vamos, dicho de otra forma: se quitó de en medio más rápido que el correcaminos el muy cabrón, jaja. Al final no le envié las copias porque, al decirle que el fanzine era completamente en español (a posteriori), dejó de interesarle. No creo que exista una especie de manual por medio del cual confeccione las entrevistas. Simplemente, intento interesarme por asuntos que me resultan interesantes de la música de tal o cual grupo. Lo que sí me gusta, sobre todo en las entrevistas retrospectivas, es tirar un poco del hilo nostálgico y tratar de que me hablen un poco de aquellos tiempos. Reconozco que, si por mi fuera, todas las entrevistas, o al menos la gran mayoría, serían retrospectivas, pero no siempre es fácil toparse con músicos dispuestos a ello. Grupos inactivos hay cientos, pero, que me puedan interesar, tampoco hay tantos, por lo que el margen de maniobra es bastante reducido.

La sección de “The Past Is Alive” de este número cuatro supone, como ya hemos comentado, un especial dedicado a la escuela finlandesa. Eso sí, esta vez, además de centrarte en clásicos de dicha escena y de hacer mención a un buen puñado de bandas que, yo personalmente, ni siquiera conocía ni de nombre, también has analizado la producción de bandas actuales como KRYPTS, VORUM, DESECRESY, LIE IN RUINS o STENCH OF DECAY que, por así decirlo, han tomado el testigo de los viejos dioses fineses. Por otra parte, es bien sabido que, cuando hablamos de Death Metal, las escenas sueca y finesa son las primeras que se nos vienen a la cabeza. No obstante, los suecos siempre aventajaron a sus vecinos finlandeses en “popularidad” (nótese el entrecomillado)… ¿A qué crees que se debió esto, Edu? Siendo dos escenas tan potentes y con tantos grandísimos nombres, ¿qué factores crees que influyeron para que, a día de hoy, acostumbremos a recordar más el Death Metal sueco de antaño que el finlandés (que no por eso es poco recordado, más bien al contrario: como ya he dicho, las dos escenas que nos vienen inmediatamente a la cabeza al hablar de Death Metal son la sueca y la finlandesa, aunque la primera lleva una cierta ventaja)? ¿Cuál es tu opinión al respecto de todo esto, colega?

El primer motivo que me viene a la cabeza es que quizás haya discos más reconocidos a nivel general dentro de la antigua escena sueca que en la finlandesa, aunque no quiero decir con ello que sean “mejores” (eso ya dependerá de los gustos de cada uno). No sé, hay grandísimos discos, Demos y EP’s de grupos finlandeses de la época, pero no creo que haya ninguno que llegue a la altura de un “Left Hand Path” o de un “Dark Recollections” (por hablar de discos completos solamente), por lo que muy probablemente eso haya contribuido a que tengan mayor nivel de popularidad los unos que los otros. No obstante, repito que todo esto no deja de ser un asunto muy subjetivo, porque sé de gente que prefiere un “Slumber Of Sullen Eyes” a cualquiera de los otros dos que acabo de nombrar. Es posible que también la escena sueca llevara ventaja a un simple nivel numérico: si bien hay cantidad de grupos interesantes en ambas, creo que a casi cualquiera le vendrían a la mente más grupos suecos que finlandeses. Lo que está claro es que ambos panoramas fueron espectaculares en su momento y, en cierto modo, lo siguen siendo en la actualidad con este nuevo resurgir que viene aconteciendo desde hace unos años. Sea como fuere, a día de hoy me siguen pareciendo dos escenas insuperables que se desmarcan del resto con bastante diferencia.

Y ya que hemos mencionado el Death Metal sueco, pues no está de más hacer mención al pedazo de editorial que te has currado en este número cuatro de SUPPOSED TO ROT, hablando precisamente de dicha escena sueca. No voy a desvelar el contenido de dicho editorial, pero, ya que estamos, pues te pregunto también sobre el tema, jejeje… Edu, tú mismo afirmas que, cuando se habla de la vieja escena sueca, llegas a superar los límites del frikismo, ¡jajaja! ¿Esto se debe, quizás, al hecho de considerarlos los verdaderos adalides del DEATH METAL a todos los niveles? ¿Cuál fue el primer disco que escuchaste proveniente de dicho país y que, tras escucharlo, supiste que tu vida iba a cambiar para siempre? Todos sabemos que tu disco favorito de toda la vida es el “Dark Recollections” de CARNAGE, pero, ¿fue este el primero que escuchaste, o ya andabas familiarizado con este tipo de sonidos cuando las huestes de Michael Ammott, David Blomqvist y Fred Estby llegaron a tus oídos? Edu y el Death Metal sueco, el Death Metal sueco y Edu, toda una relación de amor, jejeje… ¡Háblanos sobre ella!

El Death Metal sueco nunca hubiera existido sin la presencia de los grandes nombres de la época: hablo de DEATH, MORBID ANGEL, SLAYER, POSSESSED, BOLT THROWER, AUTOPSY (estos tuvieron una especial relevancia), etc., pero, en cierto modo, es como si hubieran “reinventado” el género a su manera. La influencia del Hardcore/Punk de la época también está ahí y, seguramente, jugó un papel muy importante en el desarrollo de su escena y de su forma tan particular de entender el Death Metal. Es imposible no enamorarse de ese sonido espeso de guitarras y, sobre todo, de esa aura malsana que desprenden discos como “Dark Recollections”, “Left Hand Path” o “Passage Of Life”. Más allá de estilismos, lo más alucinante de todo es la enorme cantidad de buenos grupos que surgieron, muchísimos y en gran número muy interesantes. Eso de que suenan (y sonaban) todos igual es una gran falacia. Tener un sonido similar no significa que sean una copia los unos de los otros, porque, seamos serios, ¿acaso hay tantos sonidos identificables dentro del género como para hablar de originalidad en el sonido? Otra cosa es que, a día de hoy, muchos grupos (sobre todo fuera de Suecia) se hayan sumado al carro del pedal HM2 Boss y se piensen, en su ignorancia, que tocan Death Metal sueco. Sin talento es imposible, y de eso andaban sobrados por allí arriba. Incluso a día de hoy, fuera incluso de los márgenes del género, siguen saliendo grupazos a ratos: MORBUS CHRON, NECROVATION, TRIBULATION, DEGIAL, INVIDIOUS, STENCH, ANTICHRIST, etc. El primer disco que escuché fue el “Dark Recollections” y, casi por la misma época, el “Left Hand Path”, aunque un poco después. A partir de ahí, es como si se hubiera abierto ante mis ojos un nuevo mundo por explorar, y empezaron a caer más cosas como UNLEASHED, MERCILESS, NECROPHOBIC y el resto de la tropa que ya te puedes imaginar…

¡Continuemos con el análisis de los contenidos de este número cuatro del SUPPOSED TO ROT! Evidentemente, el SUPPOSED TO ROT también incluye, como casi todos los ‘zines de este mundo (aunque si yo tuviera uno, no lo haría, me aburre de la hostia), su correspondiente sección de reseñas de material actual, así como de fanzines (esto para otra pregunta, jejeje). Edu, tú, personalmente, ¿reseñas el material que tú mismo te compras, el que recibes en paquetes promocionales que te son enviados, o una combinación de las dos cosas? Joder, ¿no te aburre un huevo tener que redactar tropecientas reseñas para cada número nuevo? ¡Jajaja! En serio, yo con las entrevistas disfruto mogollón, pero, cada vez que tengo que hacer una reseña, se me cae el mundo a los pies, ¡qué puto coñazo! ¿Cómo te gusta encarar a ti las reseñas, Edu? ¿Sueles calentarte mucho el tarro a la hora de redactarlas? ¿O prefieres tirar de espontaneidad y plasmar en el papel simplemente lo que el disco en cuestión te sugiere? ¿Cuánto tiempo te suele llevar tener lista la sección de reseñas? Aquí tampoco cuento las reseñas de ‘zines, que esas sí que son mucho más amenas, jejeje……

Te voy a ser sincero. Llegado un punto (cuando llevas ya unas cuentas a tus espaldas), las reseñas se convierten en un verdadero coñazo, pero es lo que hay, no termino de concebir un fanzine sin reseñas y, además, seguro que contribuyen a que mucha gente pueda interesarse por tal o cual disco. Digamos que cumplen su función y que no dejan de ser un “mal necesario” por el que hay que pasar. Lo peor de todo es tener que reseñar algo que te han enviado y que encima no te interesa demasiado o incluso no te interesa un carajo. A la hora de hacerlas, suelo hacerme primero una especie de idea mental con los aspectos que me resultan más fundamentales e interesantes del disco en cuestión, intento plasmarlas por escrito a modo de frases sueltas y luego las redacto. Hay muchos momentos en los que me “atasco” (eso es lo peor y más molesto de todo) y tengo que parar durante un tiempo antes de volver a retomarla/s. Lo que sí me parece fundamental a la hora de hacer una crítica es describir la música; sin eso no hay reseña. Eso de soltar nimiedades y no decir nada del contenido musical me parece absurdo. Vale que pongas chorradas e intentes tirar un poco de humor en determinados momentos, eso creo que las hace más amenas, pero me he topado con muchas a lo largo de mi vida que, tras terminar de leerlas, no tienes ni puta idea de qué tipo de música hacen. Suelo reseñar discos que compro (o intercambio) y que me resultan interesantes, y también alguna que otra Promo que me envían. Incluso varios sellos me han enviado Promos digitales, aunque termino por desechar el 90%. En este último número, si no hubiera sido por algunas Promos, seguramente me hubiera quedado algo corto. No me gustan las Promos. De hecho, las odio y termino tirándolas a la basura cuando se me acumulan más de cuatro o cinco, pero a veces no tienes otro medio para reseñar material. Lo que sí pido es que me consulten siempre antes de enviarme alguna. No quiero que quien lo haga pierda tiempo, dinero y esfuerzo en enviarme algo que luego no voy a reseñar por el simple hecho de que no me interese lo que me envían.

Y ya que estamos con los ‘zines, pues, si te parece bien, voy a darte una serie de nombres de fanzines patrios que a día de hoy siguen dándole al asunto (ya sea con mayor o menor veteranía y de un modo más o menos periódico) para que me des tu sincera opinión sobre ellos, ¿ok?

Ok, te daré mi opinión sincera de aquellos que conozca.

Bloody: Un clásico del mundo fanzinero nacional. Solo entrevistas y reseñas. Calidad.

Lucífogo: No los he leído todos, pero me parece un buen ‘zine, de esos directos al grano y sin parafernalia y con una presentación cojonuda.

Era Del Metal: Nunca he tenido la oportunidad de leerlo.

Hellspawn: ¿Qué te voy a decir del Hellspawn? Sin querer desmerecer al resto, me parece el mejor fanzine nacional de largo. Javi sabe bien lo que se trae entre manos, las entrevistas son en profundidad y, en su gran mayoría, interesantes y, además, los entrevistados (sean grupos o personalidades concretas) suelen ser bastante variados. Me gusta esa amplitud de perspectiva y el no centrarse en un solo estilo, algo que habla del bagaje musical de Javi. Además, últimamente, con cada número va mejorando el aspecto visual. Un ‘zine de obligado cumplimiento.

Caro Data Vermibus: Lo conozco de nombre, pero nunca ha caído en mis manos.

Open Grave: Tampoco estoy 100% seguro de haberlo leído. Juraría que sí, pero no te lo puedo asegurar.

Morbid Visions: Solo tengo los dos primeros, y me parecen muy buenos. Tendré que hacerme con los restantes porque, según he leído opiniones por ahí, siguen estando al nivel. Ricard es otro que sabe bien de lo que habla.

Mandrágora: Nunca lo he leído.

Orfismo: Tengo algunos números solamente. El fanzine nacional más clásico de todos, aunque los contenidos no son del todo lo mío.

Desiderio Oscuro: Un fanzine muy personal en el que Pablo da rienda suelta a su pasión por el Black Metal. Me gusta especialmente el hecho de que las entrevistas busquen hurgar en el trasfondo que hay tras la música y los músicos. El estilo de los grupos que suele abarcar no es lo mío, pero da igual. Honestidad al 100%.

Invocation Of Evil: Solo tengo el primero. Visualmente es acojonante, pero ya lo dije en la reseña que hice en su día: no me gusta el tono “beligerante” que desprende, veo absurdo estar (o mejor dicho, seguir) con esta especie de guerrilla entre “facciones”. Algunos, de un tiempo a esta parte, lo llaman ser “políticamente incorrecto”, yo lo llamo sinsentido. Exceptuando eso, me gustó su primer número.

Arghura: Siempre me río un rato leyéndolo. Podría estar mejor a nivel de contenidos, expresión, etc., pero dejaría de ser el Arghura.

Holy Hell: Tengo los dos primeros. Algo “caótico” por momentos, y no coincido con su visión “fiestera” de todo esto, pero se hace ameno de leer.

Bleak: Otro pedazo de fanzine, con entrevistas tochas, en profundidad y muy bien elegidas (para mi gusto, claro). El último es como para que se te caigan los cojones al suelo. La entrevista a ARMOURED ANGEL es de las mejores que he leído en mi vida.

Pantokrator: Creo que solo tengo uno, aunque no te lo puedo asegurar del todo. No recuerdo ningún detalle concreto, por lo que no puedo mojarme.

Reacciones Negativas: Acojonante. Muchísimo material que leer y siempre interesante, aunque una vez más tenga que decir que el estilo de música que abarca no sea del todo de mi agrado. Con cada número se nota un progreso notable. ¡A este paso el próximo número será como un tomo de enciclopedia!

Bloodshed: Mmm, juraría que tuve uno y que era un poco escaso de contenidos, pero poco más recuerdo ahora mismo.

By This Axe I Rule!: Lo tengo pendiente. Seguro que estará a la altura, porque he leído muy buenos comentarios.

Hecho este repaso por el fanzineo metalero nacional (que, sinceramente, desde unos años para acá está atravesando un momento realmente cojonudo), volvemos al número cuatro del SUPPOSED TO ROT. Al igual que en el número tres hiciste con el “Indecent & Obscene” de DISMEMBER, en este nuevo número del panfleto has hecho un artículo similar sobre el “Into The Grave” de los putos dioses GRAVE. Esta vez, tus propias opiniones se funden con las de Jörgen Sandström, guitarrista de los suecos en aquel su mitiquísimo primer larga duración, pero, para darle un poco más de variedad al asunto, añades al final la opinión que tienen sobre el “Into The Grave” algunos ilustres de nuestra escena como Pablo G. S. de Reacciones Negativas/Desiderio Oscuro, Juan Luis del desgraciadamente extinto Flesh Salad (J. L., ¡retómalo, so cabrón! No me seas vago, ¡jajaja!), Julkarn de GRAVEYARD y Raúl de Memento Mori. Bueno, Edu, ¿cómo se gestó la confección de este especial sobre el “Into The Grave”? Me imagino que de forma similar al de DISMEMBER, pero añadiendo esas “firmas invitadas” que acabamos de mencionar, ¿no? Dentro de la escena viejuna del Death Metal sueco, ¿qué puesto ocupan GRAVE para ti? GRAVE son una banda que en discos como “Soulless” o “Hating Life” jugueteó con elementos que la alejaron de su sonido más clásico, pero ya hace años que se recuperaron muy bien con trallazos como “Dominion VIII”, “Burial Ground” o su más reciente “Endless Procession Of Souls”… Actualmente, ¿sigues la carrera de GRAVE, Edu? ¿O eres de los que se quedó en el “You’ll Never See”? ¡Jajaja! Por cierto, de cara a futuros números del fanzine, ¿qué otros discos te gustaría destripar en esta sección? ¿Ya tienes pensando alguno?

Pues sí, la confección del especial del “Into The Grave” fue igual que en el caso del “Indecent & Obscene”. No te miento si te digo que esa sección se ha convertido en mi preferida; siempre hay margen para alguna que otra anécdota que te cuentan los músicos y, al fin y al cabo, te aporta una nueva perspectiva sobre el disco, el proceso de grabación y la época en la que se gestó. La idea de contar con comentarios de cierta gente la saqué del Hellspawn, me parece una idea cojonuda y que contribuye a complementar el artículo en gran medida; siempre es interesante contar con la opinión de según qué personas de nuestro mundillo. El requisito fundamental para incluir un “clásico” en esta sección es poder encontrar a un músico que esté por la labor de colaborar y que haya participado en el disco en cuestión, obviamente. Tengo bastantes en mente, pero todo depende de lo que te acabo de comentar: de dar con algún individuo dispuesto. Lo que está claro es que seguirán siendo discos “clásicos” (con todo lo subjetivo que pueda llegar a ser el término), es decir, podemos ir descartando grupos eslovacos de segunda fila y lituanos de tercera regional. GRAVE me gustan hasta el “Soulless”, sí, ese que muchos detestan. Está claro que es un paso atrás con respecto a los dos primeros, pero siempre me gustó, desde el segundo uno. Recuerdo que en su día me compré el “Hating Life” a ciegas (era lo que había) y me llevé un chasco impresionante: un disco limitadísimo, con un nivel de inspiración por los suelos y un sonido modernizado que provoca urticaria. Aún lo conservo, más por motivos nostálgicos que por otra cosa. A partir de ahí creo que han tenido altibajos, pero hace mucho tiempo que me dejaron de interesar. El último, por ejemplo, me parece muy plano. Buen sonido, sí, pero inspiración bajo mínimos. De todas formas, sus dos primeros discos les colocan en un puesto honorífico dentro del antiguo panorama sueco. No son mi favorito absoluto, pero están muy cerca.

El número cuatro del SUPPOSED TO ROT lo cierra tu lista personal de “Los 20 Imprescindibles del Death Metal sueco”. En el número dos y tres ya cerraste de un modo parecido, con “Los 20 Imprescindibles del Thrash Metal europeo” y “Los 20 Imprescindibles del Doom/Death”, respectivamente… Pues bueno, te voy a poner en un aprieto, ¡jajaja! ¿Serías capaz de hacer aquí, para todos los lectores de Xtreem Music, una lista con “Los 20 imprescindibles de toda la historia del Metal Extremo”? Mezclando géneros y tal, jejeje… Sé que es chungo de cojones, jejeje, pero bueno, tú eres un tío que se lo curra y seguro que te sacas una lista de puta madre… En fin, lo siento, me toca putearte en esta pregunta, ¡jajaja!

Joder, bastante complicado. La putada con este tipo de listas es que siempre te das cuenta a posteriori de que se te ha quedado atrás este o aquel disco, pero bueno, supongo que es parte de mi propia medicina, así que vamos a intentarlo (sin orden particular, abarcando un poco varios estilos y evitando repetir grupos): IRON MAIDEN “Killers”, ENTOMBED “Left Hand Path”, SLAYER “Hell Awaits”, CARNAGE “Dark Recollections”, MORBID ANGEL “Blessed Are The Sick”, CANDLEMASS “Epicus Doomicus Metallicus”, JUDAS PRIEST “Defenders Of The Faith”, DEATH “Spiritual Healing”, METALLICA “Ride The Lightning”, EXODUS “Bonded By Blood”, MANOWAR “Hail to England”, ACCEPT “Restless And Wild”, MY DYING BRIDE “As The Flower Withers”, PUNGENT STENCH “For God Your Soul… For Me Your Flesh”, OZZY OSBOURNE “Bark At The Moon”, BATHORY “Blood Fire Death”, BOLT THROWER “Realm Of Chaos”, MASTER’S HAMMER “Ritual”, MERCYFUL FATE “Melissa”, DESTRUCTION “Infernal Overkill” (N.d.R.: bueno, Edu, te preguntaba por una lista exclusivamente de Metal Extremo, pero vaya, que esta te la acepto igualmente, está cojonuda, jejeje).

Bien, Edu, para acabar con el tema de este número cuatro del ‘zine… ¿Qué tal se están moviendo sus copias? ¿De cuántos ejemplares has hecho la tirada? ¿Te siguen quedando muchos ejemplares disponibles? Ahora mismo, ¿tienes la sensación de que este cuarto número del SUPPOSED TO ROT es el mejor que has sacado hasta la fecha? ¿Qué te dice la gente y tus compañeros fanzineros al respecto? ¿Y qué hay del número cinco? Sé que falta un huevo de tiempo para que salga, jajaja, pero, ¿ya estás trabajando en él o tienes ya pensado cómo vas a encarar el próximo número de tu criatura? ¿Cuándo te gustaría sacarlo (aproximadamente)? Venga, que tienes la posibilidad de darnos una exclusiva, jejeje……

Creo recordar que hice 120/130 copias, y debo tener disponibles como unas treinta o así. En cualquier caso, no es ninguna sorpresa, porque siempre me sobran unas cuantas de todos y cada uno de los números y, tras varias semanas, siempre decae el interés inicial de la gente. A día de hoy, de vez en cuando me llega algún e-mail a cuentagotas de alguien preguntando si me quedan copias de alguno de los tres primeros, porque ha leído el último en casa de un amigo o lo que sea y le gustaría hacerse con ellos. La verdad es que me ha escrito alguna gente diciéndome que consideran este último número como el mejor o más completo de todos, aunque también los hay que piensan que el #1 ha sido el mejor hasta la fecha. Particularmente pienso que este último es el que más ha cumplido mis expectativas; en mi opinión, las entrevistas son más completas por lo general y, a nivel de presentación, creo que ha quedado bastante bien. No te miento si te digo que hasta la fecha no he movido ni un solo dedo para empezar a confeccionar el #5; igual de aquí a uno o dos meses me planteo empezar a calentar motores. A día de hoy solo tengo apalabrado un cambio de impresiones con un miembro de MEZZROW cuya entrevista no pudo materializarse en el #4 por diversos motivos, y que me ha prometido que para el próximo número no habrá ningún problema en contestarla, así que esa es la única “exclusiva” que puedo darte. De salir ya supongo que sería para mediados de 2014 como mínimo, aunque no deja de ser una simple aproximación.

Edu, aparte de currarte el SUPPOSED TO ROT y de ser un comprador compulsivo de mandanga (como todo buen maníaco DE VERDAD que se precie), ¿andas metido en alguna otra actividad relacionada con el Underground? Creo que eso de tocar en un grupo nunca ha sido lo tuyo, pero, ¿alguna vez has organizado, por ejemplo, algún conciertos allá por las Islas? Vamos, eso o cualquier otra cosa que tenga relación con nuestro macabro mundillo… ¿Tienes intención de embarcarte en algún otro proyecto (sea del tipo que sea) en un futuro, ya sea a corto, medio o largo plazo? ¿Nunca has pensado en montarte tu propio sello?

Eso de comprador compulsivo ya pasó a la historia hace tiempo. Antes sí que lo era, al menos por fases, pero, con el tiempo, te das cuenta de que tienes un montón de CD’s en la estantería que no escucharías más de dos veces en tu vida. De ahí que lleve tiempo intentando darle puerta a un buen número de ellos (con pésimo resultado, por cierto). Además, ando con bastantes apreturas económicas, por lo que, a día de hoy, no compro ni la octava parte de lo que me gustaría. Digamos que dependo de lo que pueda vender para poder comprar. Realmente nunca he estado ni estoy involucrado en ninguna otra actividad relacionada con todo este rollo aparte del fanzine. Tampoco sé tocar ningún instrumento (en el colegio, cuando tocaba clase de música y venían repartiendo instrumentos por las mesas, siempre cogía el triángulo porque era el más fácil de utilizar, con eso te lo digo todo) ni me atrae la idea de formar parte de ningún grupo. Me considero un simple fan/oyente y con eso me basta. Siempre me he visto un poco “separado” de todo esto, lo vivo de forma personal, yo con mi cassette, mi LP o mi CD en casa o en el coche y ya está, esa es mi “escena”. Aquí no hay conciertos salvo contadísimas excepciones y muy de vez en cuando y, además, ya hace mucho tiempo que no tengo contacto con gente de por aquí a la que les gustaba esta música y con la que solía coincidir en mi época de niño/adolescente. Lo de montarme un sello ni se me ha pasado por la cabeza, la verdad. Aunque supongo que sería una experiencia interesante, no tengo ni el tiempo ni la motivación ni los medios necesarios para sacar algo así adelante.

Esta entrevista no podría darla por finalizada sin antes someterte a un pequeño cuestionario para que me des tu breve opinión sobre ciertos cosas, como sueles hacer tú también siempre para finalizar tus entrevistas, jejeje… ¡Quede el siguiente cuestionario como mi humilde homenaje a ti y al SUPPOSED TO ROT ‘zine!

Bien, bien, siempre me han gustado esta especie de encuestas sobre asuntos varios. Vamos allá…

C. D. Tenerife: Pfff, esta va con mala leche, jaja. A ver, lo diré de forma esquemática para no extenderme demasiado ni cansar al personal y dando mi visión personal del asunto, aunque, si le preguntaras a algún aficionado suyo, seguramente te contaría una historia diferente (los datos están ahí, de todas formas). Nuestro rival a nivel local (N.d.R.: rival de la U. D. Las Palmas), pero nada de “eternos”, eso es algo que se han inventado no sé dónde. Antes ni nos importaban, ellos iban a lo suyo y nosotros a lo nuestro, cada uno en su categoría. Cuando se despertaron una mañana comiendo caviar (a base de talonario y jugadores de “fuera”) y coincidió con una época en la que nosotros solo teníamos para comer sardinas en lata, empezaron a dar por culo. Se ve que tanto tiempo a la sombra les generó algún trauma, y claro, como todo en la vida es recíproco, a día de hoy hay bastante odio entre las aficiones, al menos en un gran porcentaje. El tiempo acabará poniendo a cada uno en su sitio y seguirán siendo los segundones de toda la vida, aunque nunca han dejado de serlo a nivel de equipo profesional, de equipo filial, de juveniles y hasta de cadetes, y seguro que, si se organizara un campeonato de chapas, también quedarían segundos (eso si no los supera el Lanzarote). Envidian nuestra cantera, por lo que cada “x” tiempo se tienen que “inventar” una estrella que lo más redondo que habrá visto en su vida es una silla de ruedas… El guion de las dos ligas que le sirvieron en bandeja al Barça en el “Inodoro” (nombre por el que se conoce aquí al Heliodoro Rodríguez López) en la última jornada no se le hubiera ocurrido ni a mi peor enemigo.

La época (para mí infravalorada) de BLACK SABBATH con Tony Martin: Has venido a dar con alguien al que BLACK SABBATH no le dicen nada especial, salvo en su época con Dio. Sí, sé que será una blasfemia para muchos, pero no forman parte de mis favoritos ni de lejos. Me pasa algo parecido que con MOTÖRHEAD, que me aburren soberanamente, aunque los de Lemmy son insuperables en esa faceta. Dicho esto, solo salvo el “Sabbath Bloody Sabbath” (porque sonó mucho en su día y me terminé acostumbrando a él) y, por supuesto, el “Heaven And Hell”, un discazo en toda regla, por lo que de la época de Tony Martin tampoco es que te pueda hablar muy bien que digamos.

José Ignacio Wert y la nueva ley educativa que va a implantarse en España: No la conozco en profundidad, pero sé que ha hecho bastantes “amigos”, aunque supongo que hay un punto de exageración en todo lo que se comenta. Esta crisis artificial orquestada desde las altas esferas ha sido la excusa perfecta para meter la tijera en aspectos fundamentales de la vida del ciudadano de a pie, es así de triste, y la educación también se ve afectada. Viéndolo con perspectiva histórica, dudo que pueda existir una ley educativa peor que la LOGSE, esa aberración pertrechada por las mentes de los progres y una fábrica de borregos en cadena. Seguramente se trate de un empate técnico entre aquella y la de Wert, aunque el tiempo se encargará de demostrarlo o desmentirlo. El problema con las leyes educativas es que, según se van turnando en el gobierno los dos de siempre, van modelándola a su antojo (es un círculo vicioso del que no tenemos visos de salir jamás), con lo que el fin último de la educación, que es formar y dotar de las herramientas de conocimiento necesarias a los alumnos (educar se hace en casa), siempre queda en un segundo plano en detrimento del “adoctrinamiento” ideológico. No deja de ser un ejemplo de las asquerosas “dos Españas” de siempre. Llegará el siglo XXII y seguiremos con las leyes de memoria histórica, resucitando a Franco y cagándonos en la República. En este país el gris no existe, todo es o blanco o negro.

¿Qué voz prefieres para CANNIBAL CORPE? ¿Chris Barnes o George “Corpsegrinder” Fisher? George Fisher sin dudarlo un instante; tiene mayor variedad vocal de aquí a Lima y su registro gutural tampoco se queda corto con respecto al de Chris Barnes. Incluso en el primer disco de MONSTROSITY se sale por todos lados.

Gerard Piqué: Un subnormal integral, un intento de guaperas, la definición del imbécil y ejemplo viviente de “madriditis”. Si le pones a su alcance un micrófono en una celebración de algún título, lo primero que hará es ponerse a dar botes y acordarse del Madrid. Por otro lado, mira que llamar a un hijo Milan tiene delito… ¿Cómo llamará al próximo, Wasnulfo? Vete tú a saber, todo sea por dar la nota…

¿En qué disco dejaste de interesarte por DEICIDE? El último que me gustó fue el “Serpents Of The Light”, a partir de ahí no me dicen absolutamente nada. He escuchado casi todos los restantes al completo y me parecen prescindibles al 100% y, además, ya no son DEICIDE (creo que se me entiende). Su mejor disco en mi opinión es el “Legion”.

Mejor grupo nacional de Metal Extremo formado en el s. XXI y que siga en activo a día de hoy: GRAVEYARD.

Slamming Brutal Death Metal: Un horror y un error de la naturaleza dentro de la “evolución” del Death Metal. Que nadie se ofenda, es solo mi opinión.

¿MERCYFUL FATE o KING DIAMOND en solitario? MERCYFUL FATE de largo; son bastante más clásicos y tienen menos “parafernalia”, aunque KING DIAMOND también tenga discazos a sus espaldas. Discos como “Melissa” o “Don’t Break The Oath” superan con mucho cualquier obra de KING DIAMOND, pero, de todas formas, hace mucho tiempo que dejaron de sacar discos medianamente interesantes (ambos).

¡Se acabó, colega! ¡Un placer poder contar contigo para esta nueva entrevista en Xtreem Music, de verdad! Espero que te hayas mantenido entretenido con mi avalancha de preguntas, jejeje… Sinceramente, ¡espero que las hayas disfrutado! ¡Un abrazo muy grande y añade todo lo que quieras en estas últimas líneas! Stay supposing to rot!

De nada, gracias a ti por haber pensado en mí para esta entrevista. He tenido que ir contestando poco a poco porque la extensión era bastante larga, pero me lo he pasado bien, sobre todo con la sección de opiniones directas al grano. Entre pregunta y pregunta también han sonado, que recuerde, DEGIAL “Death’s Striking Wings”, PAN-THY-MONIUM “Dawn Of Dreams”, ARMORED SAINT “March Of The Saint”, BARÓN ROJO “Volumen Brutal”, DISHARMONIC ORCHESTRA “Not To Be Undimensional Conscious”, DESTRUCTION “Eternal Devastation” y PHLEGETHON “Drifting In The Crypt”. Lamento no haber podido pasarte una foto mía para colgar como me pedías, pero es que nunca he sido aficionado a sacarme fotos, y mucho menos a guardarlas (a no ser que quieras una de la primera comunión), y no te miento si te digo que no tengo cámara de fotos ni móvil de esos que sacan fotos, graban vídeos, te rascan la espalda y, si te descuidas, hasta te la chupan (sí, aunque a muchos quizás les sorprenda, se puede vivir perfectamente sin un teléfono móvil de nueva generación, amigos). Si alguien quiere contactar conmigo para cualquier cosa relacionada con el fanzine, puede enviarme un whatsapp (nah, ¡¡son coñas!!), escribirme a supposedtorotfanzine@gmail.com El e-mail anterior ya no existe, por lo que, si alguien quiere mantener el contacto conmigo o interesarse por cualquier asunto relacionado con SUPPOSED TO ROT, tendrá que escribir a esta nueva dirección (aún tengo copias disponibles de los cuatro números). Un saludo a los que hayan leído todo este tocho y ya nos seguiremos leyendo en un futuro relativamente próximo.

Entrevista efectuada por: Roberto Revert (Eto) 

Número de visitas: (2863)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music