THE MEADS OF ASPHODEL «Sonderkommando»

Un nuevo álbum de THE MEADS OF ASPHODEL siempre es una buena noticia entre sus seguidores y como no, una apuesta totalmente segura. La fórmula de la banda sigue siendo personal e inconfundible aunque eso no quita que álbum tras álbum vayan superándose añadiendo aquí y allí sin perder ese sinónimo estilístico tan particular que me atrevería a decir que los pone de cabeza en la categoría de unas pocas a la hora de poseer un estilo único e inconfundible.

Si bien en anteriores obras, las letras del álbum perseguían y se centraban en la cara más religiosa,  “Sonderkommando” se basa en los horrores, las torturas, las emociones y sentimientos surgidos del holocausto nazi así como sus respectivas manchas de sangre plasmadas en la historia que  acaban acoplando el resto como si de una unión musical se tratara.

Por encima de todo y como es habitual su seña de identidad viene iniciada por unas bases que mayoritariamente se apoyan en géneros como el Black Metal, pero es que a partir de esta etiqueta oscura, THE MEADS OF ASPHODEL  sigue poniéndole peso con un montón de parámetros muy alejados del género. Así pues, una vez más, las canciones no escatiman en ningún tipo de detalles, y las partes más abstractas e incluso bohemias siempre son bienvenidas en el transcurso del álbum.

“Sonderkommando” sigue recorriendo entre ese sonido rítmico inconfundible y ya diría que de lo más familiar en ajustes de amplificación, pasando por los pequeños acoples de violines en las partes que así lo requieren, los coros épicos tan característicos, los registros limpios en muchas partes centrales, los temas más acelerados con sus rebuznos Punk, las idas de olla constantes, los acoples del Thrash así como su vertiente más ambiental dentro del Doom Metal, son solo algunas de sus constantes vitales que acaban engrasando el álbum. Todo ello manipulado con la elegancia de antaño y con una cordura en construcción digna de mención.

Desde la inicial “Sonderkommando” con un pasaje discurso inicial de Adolf Hitler, los doce minutos de este tema/título son realmente espeluznantes, con una atmosfera oscura, tétrica y calcinada y a la vez bella y emotiva creada a base de pianos con un inicio desconcertante en voces limpias y algunas del sexo opuesto en plan Gospel que van asomándose  muy a lo lejos. En ella, la variedad hace de las suyas, pues de un plumazo pasaremos a las partes aceleradas para dar paso a una estrofa central que más bien parece una marcha escalofriante y así hasta llegar a sus peculiares partes acústicas de siempre.

En líneas generales, la música, la producción y cada una de las características de la banda siguen intactas. “Last Train To Eden”, “Hourglass Of Ash” hasta la última nota de álbum los seguidores de la banda se van a sentir como en casa, el mismo sonido de siempre, la misma personalidad única e iconfundible y un grado de bohemia exquistia que se deja respirar por sus cuatro costados.

Como todo lo que editan estos inconfundibles guerreros, “Sonderkommando” firma otra referencia obligada que hay que catar para que uno llegue a darse cuenta que todavía se pueden hacer cosas realmente interesantes y originales dentro del underground.

Número de visitas: (272)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music