THE SICKENING “Sickness Unfold”

THE SICKENING (nor) Album Cover THE SICKENING (nor)
Sickness Unfold
Again Kill
Brutal Death Metal
Xtreem Music
2015
CD
facebook.com/thesickeningdeathmetal
8


1. Sickness Unfold
2. Fixed on Killing
3. Unnamed Horror
4. Throat Hole Ejaculation
5. Lord of Decay
6. A Mind Deranged
7. Powertool Sodomy
8. Suffer for My Pleasure
9. Consumed by Hate
10. Abort (the Fetus) (Vile Cover)

Nos acercamos a Noruega, tras las huellas de otros hijos de la maldad sonora: THE SICKENING, o lo que es lo mismo, una auténtica trituradora de carne y osamentas. Llevando grabada a fuego su inherente faceta de primitivos arquitectos rítmicos, cual pirómanos esquizoides del Brutal Death desnudo y auténtico, he aquí la segunda andanada del grupo, de nuevo a través del sello Xtreem Music. Una entrega discográfica distanciada, dado que el material que nos ocupa se erige en relevo de su “Death Devastation Decay” (2009), y no pocos avatares se han dado cita en su recorrido durante este tiempo, o al menos los suficientes como para retrasar casi dos años la salida del presente “Sickness Unfold(XM 185 CD).

Este disco de tintes malsanos fue grabado y producido por Strein Olav Havnen en su estudio FX Arena, con el apoyo de John-Åge Olsen y la supervisión de la propia banda. En lo que concierne al acabado sónico, supone un avance frente a su material anterior. Con respecto al estilo, aunque las influencias de las bandas clásicas están ahí, se mantiene el ineludible sabor de los últimos años noventa y parte de los primeros del nuevo siglo. THE SICKENING evocan un aura agresiva y post SUFFOCATION, vía primeros DEEDS OF FLESH, DISAVOWED, SEVERED SAVIOR, GORGASM, SEVERE TORTURE, INSIDIOUS DECREPANCY… pero este disco podía haber sido editado hace quince años o más, tranquilamente, con todo el espíritu que ello conlleva. Encontrar algo así en los tiempos que corren supone un lujo de lo más embriagador, o al menos un soplo de “frescura”.

El arte de “Sickness Unfold” está firmado por Anders Røkkum. Lo que tenemos ante nuestros ojos refleja cotas enfermizas, a través de este asqueroso amasijo de tripas y desechos, rindiendo completo tributo al nombre de la banda. La portada es efectiva y empasta fielmente con la música brindada; porque precisamente, ese punto poco realista y de trazas bocetadas le confiere el toque de gracia necesaria, al tiempo que imprime fuerza e impronta de tinte bestial y primigenio. Pero a mi juicio, lo mejor del dibujo no está en los adornos superfluos y efectistas que rodean el concepto o lo proyectan en primer plano… sino en el evidente foco marcado por unos ojos casi imperceptibles pero bien vivos y depravados. Una mirada asesina que el artista ha logrado reflejar muy bien, con aparente desenfado pero dando en el clavo de lo que realmente importa: crear sensaciones y conectar con el receptor. Puede parecer una tontería, una alucinación Freak de primer calibre, pero la magia del arte gráfico es así, o transmite o no “dice” nada, algo que los propios dibujantes tienen muy presente.

Con notables diferencias entre ellos, “Sickness Unfold” y “Fixed on Killing” abren el trabajo, planteando una guerra enfermiza y obsesa, con riffs que se apoyan en la caja de forma continuada, tan lineales por momentos como electrizantes, alternando esencias. El juego de voces en plan dual ofrece bastante dinámica y variación. Y las guitarras ultra-presentes o la batería absolutamente comprimida y en primer plano indican que esto es una masacre total, aquí no se salva ni el apuntador. El bajo parece no resaltar, y sin embargo está ahí como una plasta viscosa, rellenando en graves y con un punto de medios y agudos que es puro chapoteo. Aunque el segundo corte es el adelanto ofrecido por el sello y por la banda, es recomendable escuchar más de este disco, si de verdad se quiere saber de qué va el asunto.

Unnamed Horror” es mi track favorito, por su tinte ancestral y por cómo se desarrolla su mezcla de riffs veloces en plan SEVERED SAVIOR/GORGASM y tempos intermedios al estilo DEEDS OF FLESH o CANNIBAL CORPSE, en un corte que vuela coherente de principio a fin, precisamente por no parecer inventar nada pero sí lograr supurar sangre a tutiplén. Las guitarras doblando con intensos trémolos suenan majestuosas; y a pesar de carecer de originalidad o poder recordar a otras cosas, no dejan de provocar esa sensación de grandeza y chulería del Brutal Death. No es el mejor corte, pero sus jugadas se pegan bien en el cerebro.

Throat Hole Ejaculation” retoma el asalto, dejando tímidos silencios en los que el bajo quiere asomar, solo para acabar siendo engullido rápidamente por la masa de pura metralla que mana de guitarras y parches, a placer. Hay muy buenos momentos en los que las cuerdas se doblan entre sí, creando una tensión perfecta y dando cancha a diferentes recursos. No menos lúcida y bestial se produce “Lord of Decay”, uno de los temas más densos del disco, implicando fraseos muy bestias y riffs con mordentes que suenan a puro fuego.

Pero “A Mind Deranged” y “Powertool Sodomy” mantienen las brasas a un nivel de incandescencia total, sin dejar respiro y consiguiendo intercalar variadas tendencias dentro de unos límites acotados aunque fértiles. La primera es una carrera contra el cronómetro en la que las voces adoptan diferentes personalidades, incluso sobre colchones a medio tiempo que parecen sierras. La segunda es un maremoto nacido para desolar, inundando los altavoces con todo tipo de negras algas y sustancias poco recomendables de ingerir a nivel estomacal, pero que sin embargo nutrirán sin carencias la mente corrompida de los adeptos a lo netamente brutal.

Todo cambia en “Suffer for My Pleasure”, mid-tempo muy machacón que implica cierta “melodía” entre riff y voz, de forma muy marcada y haciendo casi imposible que se olvide. Solo afecta medio tema, en el resto se echa la casa por la ventana, volando hacia la oscuridad a golpe de caja y atronadoras guitarras duplicadas que atruenan como metralletas.

Consumed by Hate” dirige este tracklist hacia sus últimos coletazos, sonando completamente “Killer” y agotando cartuchos al viejo estilo. Con un riffeo grave y totalmente enfurecido, estamos ante una oda a la destrucción, una canción implacable que más que una declaración de principios se asemeja a una catástrofe de proporciones considerables. Buenísima la toma de bajo, con una adrenalina bestial y todas las imperfecciones del realismo desenfrenado. Si este fuese el último track del disco, me daba con un canto en toda la boca.

Pero aún queda un resquicio de malignidad. En su anterior trabajo nos servían un cover de CANNIBAL CORPSE, y hoy rinden honores a los americanos VILE: “Abort (the Fetus)”, en el que se incluye una pequeña colaboración solista por parte del productor (bastante probable), citado como ‘Steini’ para la ocasión. Un corte potente y rápido que además cuadra perfecto en el tracklist, destacando una feroz recta final a golpes de cortante lentitud Old School que desemboca en fieras carreras por los bombos, la remontada ideal.

El disco invita a repetir, puro vicio musical del que es difícil despegarse, siempre que lo tuyo sea el Brutal Death desenfrenado y sin artificios, feroz guitarreo y picantes llamas que queman hasta muy adentro, dejándonos más secos que un cartón en medio del desierto. Brillante baza la de ofrecen THE SICKENING, banda que suena engrasada, atronadora y comprometida, por lo que bien vale haber esperado este pequeño lapsus para poder saborear su generoso aceite. La mejor droga es la Música, y “Sickness Unfold” se traduce en pleno enganche, una rareza del presente con todo el hedor de lo rancio y pegajoso, tan adictiva como letal.

Número de visitas: (481)

Deja un comentario

Portal