VAGINATION «Bandung Whore»

Vaya animalada de disco, puro GORGASM pero destrozando a los maestros. Estos tipos son unos salvajes, los auténticos discípulos aventajados de Tom Leski y compañía. Consiguen subir su nivel de ensañamiento musical mediante un Brutal Death a cien mil por hora dotado de un carácter obsesivo que pone los pelos de punta. Menos mal que sabemos que esto es solo música, ficción, un entretenimiento escapista, si no ya estaríamos avisando a las autoridades para que los encierren en una isla desierta de por vida, porque yo no querría tener a estos tíos por vecinos. Y mis vecinas menos.

Lo que practican deja como simples bocetos los discos hechos por los americanos a principio de la década pasada… salvo por el detalle de la batería programada. Su sonido es bueno y no resulta artificial, pero sería aún más impresionante saber que tras los blasts imposibles hay un humano o aspirante a humano dejándose los pulgares en estado de tembleque perpetuo. El grupo está formado por músicos alemanes e ingleses, en uno más de tantos combos internacionales que últimamente afloran sin parar. Lo curioso es que a la batería programada figura Tom Walker, batería de SCATORGY, y digo curioso porque sus velocidades en aquel grupo no son menores que las de VAGINATION, y en segundo lugar porque aquí se encarga también de las guitarras. De hecho, según la información disponible en la red, el disco lo grabaron entre él y el germano Alex Mitsch a las voces, otro de esos maniacos pluriempleados, con lo que suponemos que los demás miembros se unieron después y que, por tanto, cuentan con seguir expandiendo su barbarie sonora.

Aquí todo va a la velocidad de la luz, tanto la batería como las guitarras, aunque cada poco rato meten partes pesadas muy cortas en sitios que no son habituales, dando lugar a estructuras rarísimas pero con sentido, gracias a la concisión de cada tema y su corta duración (sólo uno llega a los dos minutos y por poco). Las voces son un delirio, toda una orgía de monstruosidades, y se alían con los instrumentos para dar forma a este ejercicio de salvajismo global que se plasma también en los títulos: todo gira en torno al leit-motiv “Bandung whore” que incluso utilizan en varios temas (¿existe el concepto de mini-álbum conceptual?), igual que términos como “sick” y sus derivados. Todo es obsesivo, como una especie de fijación recurrente, la música, los títulos, el sonido, los blasts, el resultado es convincente del todo y la impresión de conjunto asusta.

Las referencias a Indonesia no se limitan a Bandung, una de sus principales ciudades, ya que reaparecen en menciones a la capital del país, Jakarta, y están presentes desde la Intro con el arranque del discurso que pronunció el presidente de Indonesia ante el CIFOR en junio del 2012 en la ciudad de Bogor. Por otra parte, los vínculos de VAGINATION con SCATORGY no acaban en la figura de Tom Walker, sino que se extienden a la participación de dos invitados a las voces, en concreto los estadounidenses Brian Forgue de SYPHILIC, que dirigió la grabación de la voz en el debut de SCATORGY y colaboró él mismo en un tema, y James Shuster, precisamente quien berreaba en dicho debut como vocalista oficial.

El formato bajo el que aparece el álbum también es un aliciente, se presenta como EP y eso es lo que es, hay quince minutos de música (prácticamente como en el “Stabwound intercourse” con el que se estrenaron GORGASM quince años antes, de cuya portada, por cierto, esta del “Bandung whore” parece retratar el momento inmediatamente anterior), sin ninguna intro aparte del mencionado discurso, que no va mucho más allá del minuto. Otros grupos habrían alargado este primer tema, habrían metido intros en unos cuantos más y luego una outro al final de cuatro o cinco minutos, y a venderlo como disco completo. Aparte de revelar honradez, el hecho de diseñarlo de este modo refuerza la concisión del conjunto e intensifica su carácter directo, violento y obsesivamente perturbado. La única pega del disco es que la grabación resulta algo elemental, el bajo está desaparecido, las guitarras a veces no se entienden y en general da la impresión de estar hecha de forma apresurada. Quizá les habría convenido esperarse a juntar a toda la banda y destripar un álbum atroz del todo, porque capacidad, ideas y mala uva tienen de sobra.

Número de visitas: (315)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music