VAMPIRE “Vampire”

Debutó esta banda de Gotemburgo hace dos años con una demo que llevaba el mismo nombre del grupo, que es también el título de este primer álbum de larga duración. Por esta razón se ha ironizado con la inventiva de esta banda. Aunque se le calfica de Thrash/Death me parece que las influencias más inmediatas vendrían del grupo de los seguidores de AURA NOIR y NIFELHEIM.

Lo más negativo de VAMPIRE, sin duda, me parece la falta de originalidad. La crítica no va siendo especialmente entusiasta con este álbum, aunque tampoco lo condena de plano: se le deja en una mediocre medianía. Porque ni los gruñidos ni la ejecución destacan: hay cientos de bandas idénticas en Japón, en Escandinavia, incluso empiezan a abundar por estos lares. Aunque los objetivos se cumplen bien: al fin y al cabo, este género difícilmente puede defraudar: riffs rápidos, primitivos, una música patillera, con un toque salvaje y Punk: ¿a quién no le gusta eso? El problema es la cantidad de bandas que se han lanzado por esa senda, y el no aportar nada especialmente llamativo. Porque VAMPIRE no son ni más rápidos ni más oscuros que los padres del género, lo preocupante es que tampoco alcancen el nivel de los nietos. Hasta que no llega “Black Deserts“, el sexto corte, no parece que el disco acabe de despegar, y es todo él bastante monótono.  A los incondicionales del Black/Thrash les parecerá todo bien, eso sí.

Lo mejor, sin duda, el aire ochentero, ese ruido de guitarra en plan MASTER, SODOM o KREATOR. Tampoco encontramos ese extraño prestigio que emana de unos SABBAT o unos SARCOFAGO, o incluso de VENOM. Esta producción es demasiado aséptica para el género. Hay que emporcar, hay que mostrar más rabia, más dentadura.  La portada es ya por sí misma una declaración de intenciones. Huesos, oscuridad, la alegría de lo fúnebre. Pero volvemos a darle vueltas a lo mismo: sin propuestas cuesta que entre otra vez lo mismo. Corrección y aburrimiento. Estas son las dos palabras que mejor definirían esta propuesta. Algunos temas como “The Fen” no acaban de arrancar sino por derroteros demasiado predecibles. No logran dar impresión de agresividad y caos. Quizás con una producción un pelín más malvada la cosa hubiera mejorado. Lo solos suenan algo desangelados, las canciones no logran sorprender.

Sin embargo, sería injusto poner mala nota a este disco. La música es aceptable si uno se sustrae al hecho de que Suecia está literalmente invadida de material similar. Sería de agradecer que VAMPIRE se recrudecieran, que encontraran un tono propio. Algo que también se echa de menos es ambientación: o siniestra, o ritual, o de cementerios; y es que la triste outro de piano del CD es más que insuficiente. Más trabajo, más inspiración: esto es lo que falta aquí. No es suficiente ponerse una capucha y sacar unos candelabros: hay que hacer que las guitarras ofendan y crujan.

Número de visitas: (0)

Una opinión en “VAMPIRE “Vampire”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music