VIRULENCY «Virulent Promo 2013»

Vaya, vaya, vaya… ¿Quiénes son estos VIRULENCY del año 2013? Desde luego no los mismos que hace un año editaron el primerizo “Unbearable Martyrdom Landscapes” en forma de EP. Qué diferencia, y qué sorprendente capacidad de avanzar y de llevar su propuesta a unas cotas de maduración insospechadas hace sólo unos meses. Los músicos son los mismos, pero el grupo se ha transformado como de la noche al día. De aquella primera tentativa no queda nada, y la impresión de búsqueda de identidad que recorría el EP ha desaparecido por completo. Estos dos temas son dos moles, rocosos, salvajes y directos. Ya no hay titubeos y está claro que han optado por un tipo de Brutal Death muy concreto y hasta sus últimas consecuencias.GORGASM, REGURGITATION, CINERARY, primeros PATHOLOGY o INCINERATE, y en Europa DESPONDENCY, PUTRIDITY, EXHUMER, … por ahí va la cosa, velocidad y brutalidad sin compasión. Queda claro que se han pasado al Brutal americano más radical, gutural y bestia, tocado a mil por hora y con intención de no dejar piedra sobre piedra. Dentro de la orientación señalada no siguen la rama de DISGORGE y DEEDS OF FLESH que luego se ha exportado cual franquicia bajo nombres como DISAVOWED en Holanda, DEFEATED SANITY en Alemania y un largo etcétera, sino que se tiran a la yugular sin más miramientos, y por momentos hasta traen a la mente el espíritu y las maneras de unos BRODEQUIN.Y ciertamente lo hacen muy bien, eso es innegable. Se decantan por riffs básicos, sin complejidades ni mares de notas y con ritmos sencillos, por lo general regulares, de manera que es la batería la que literalmente vuela como un misil supersónico por encima de la debacle de guitarras y gruñidos. El sonido es crudo, muy orgánico, quizá algo opaco, ya que a veces cuesta distinguir qué hacen las guitarras (todo lo contrario que la batería), aunque la sensación que transmite es devastadora y en este caso la pérdida de nitidez -excesiva en su debut- se compensa gracias a este efecto. La voz también ha ganado en cantidad de registros, trucos e inflexiones, añadiendo incluso espeluznantes “predator croaks” inspirados en Joe Wolfe (CLEAN FLESH, HEINOUS KILLINGS).Las estructuras tampoco pretenden complicarse mucho la vida: hay cambios, por supuesto, y distintas secciones (más en el segundo tema, “Mephistophelian Aesthetic Eroticism“), pero lo llamativo es que los cambios de velocidad se mueven entre lo rápido y lo hiper-rápido, dejando a Rubensick con el morrocotudo trabajo de oscilar continuamente entre los blasts medidos y los blasts incontrolados “a toda leche”, pasando por cortos fragmentos que sirven para ensamblar unas partes con otras, en un verdadero alarde de precisión. Los escasos pasajes lentos o pesados tienen la virtud de durar muy poco, lo cual le da muchísima agilidad a los dos temas porque evita la tan habitual sensación de que el frenético impulso inicial se pare de golpe y la fuerza se desvanezca hasta una nueva y previsible estampida. Aquí no, aquí todo dura muy poco y no da tiempo a bajar la guardia ni a considerar nada como previsible.Como conclusión, el drástico giro que han dado VIRULENCY les sienta de maravilla. No creo que se les pueda echar en cara falta de personalidad o haber querido reinventarse de forma oportunista y sin espontaneidad, más bien creo que es la evolución natural tras unos primeros pasos indecisos y la culminación honesta de su autobúsqueda. Por cierto, el otro título aparte del ya mencionado es “Immeasurable Gigantomastic Phenomenology”, de diseño muy parecido a aquel. También la música de ambos se parece mucho, quizá demasiado, y la única preocupación que me causa esta Promo es que si el disco entero va a seguir a rajatabla estos derroteros, corre el riesgo de volverse un poco monótono, aunque incluso así estoy convencido de que será un trabajo digno de ser publicado en un sello como Sevared Records o Comatose Music. ¿Apostamos?

Número de visitas: (561)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music