WARMBLOOD “God of Zombies”

WARMBLOOD (ita) Album Cover WARMBLOOD (ita)
God of Zombies
Again Kill
Progressive Melodic Death/Thrash
Punishment 18 Records
2014
CD
www.facebook.com/warmbloodband
6.5


1. Intro (Zombie Genesi)
2. Post Mortem Transfiguration
3. Contagium Escalation
4. Eucharist Dead Flesh
5. Unfaithful Celebrant
6. God of Zombies
7. Replaced by Death
8. Culmination of Final Transformation
9. Zombinferno
10. Ite Missa Est

WARMBLOOD es una banda italiana formada por Davide Mazzoletti (guitarras), Elena Carnevali (batería) y Giancarlo Capra (guitarras, voz), lineup que se ha mantenido en toda su carrera y discografía, con la excepción de Promo 2003. La base de su propuesta se establece sobre el Death Metal, aunque el trabajo de sus guitarras siempre se ha enfocado hacia la vertiente del Thrash/Death melódico y progresivo. Antes de continuar, debo decir que no ha sido fácil encarar esta reseña, ya que inicialmente me costó conectar con la música de este disco. Quizá el reto de realizar escuchas intensas pero dosificadas va quitando numerosos prejuicios y hace que la comprensión sea mucho mayor, por lo menos ayuda a asimilar mejor.

Con el presente “God of Zombies” y su temática genérica acerca de semejantes seres cambian algunas cosas: por un lado dejan atrás los juegos de voces guturales de sabor Brutal Death americano, manteniéndose prácticamente en un solo registro. Esto va inherentemente ligado a que también han dosificado al máximo la influencia Slam y todas sus posibles variables de acercamiento, algo que causaba un extraño contraste con su más evidente vertiente neoclásica, melódica y solista en plan DEATH, pero sobre todo ARCH ENEMY y bandas del palo. Los riffs actuales se reparten entre el enrevesamiento y la sencillez, en función del tema. Las guitarras continúan en su insistente obsesión por el fraseo veloz con los tintes de Thrash/Death progresivo y todo se encuentra más intercalado. A pesar de todo, definir la onda de WARMBLOOD es tarea complicada, así que las etiquetas estilísticas y referenciales que aparecen en la presentación de la crítica no son más que una simple aproximación.

La producción ha cambiado bastante. Su anterior disco “Timor Mortis” (2010) sonaba muy nítido y comprimido, pero sonaba bien… pero ahora han “mejorado” mucho este aspecto, dando un toque más claustrofóbico a la mezcla, e incluso más vivo y potente. Ademas de incrementar el volumen, si antes sonaban como martillos, ahora parecen dos apisonadoras. Y claramente, las guitarras siguen llevando la voz cantante del asunto, llegando a abarcar un campo muy amplio y una gran parte del terreno del disco, lo que puede resultar tan interesante como tedioso, según se mire. Y la portada es buena, posiblemente el mejor de los anzuelos para “picar” como un pez ante este trabajo.

Comenzando por su tema título: “God of Zombies”, cuyo inicio y diversas secciones suenan a Heavy Metal (aunque también hay blasting), parece un calco de los citados ARCH ENEMY, por ciertas formas vocales, solistas y melódicas, sobre todo en el estribillo. El problema es que a su vez hay algo raro en todo el track, que por lo menos a mi juicio hace que esto pierda muchos puntos. Aunque es una mezcla de partes bastante alejadas entre sí a nivel de estilo, se vuelve muy denso e indigesto, hasta empalagoso, por no decir que muy posiblemente sea la peor canción del disco, con diferencia, y no solo por su composición.

Pero pasando esta leve página, en “God of Zombies” hay canciones poderosas, como la brutal “Post-Morten Transfiguration”, ataque Thrash/Death que entra a matar y tiene un pegadizo estribillo, aportando numerosas locuras en forma de veloces tapping, o partes más progresivas y pausadas. “Contagium Escalation” es una brutalidad, buen trabajo por parte de toda la banda, con sección Groove en el estribillo y una bajada de revoluciones que roza el Slam como apoyo y transición hacia un solo de guitarra con sonido de los años noventa. Pero las sorpresas y arreglos solistas se aparecen tan de golpe y en plena forma que impactan positivamente, levantando el ánimo de nuevo, de forma brutal.

Otro corte destacable por sus trazas evidentemenee progresivas es “Unfaithful Celebrant”, cuya composición inicial parece surgida desde las raíces de los DEATH más límpios, técnicos y enrevesados. Aunque la canción bucea a través de ritmos a medio tiempo muy machacones, durante su transcurso retoman la idea inicial, trabajando esos fragmentos enrevesados pero desarrollando muchos más, resultando un tema perfecto para comprobar la gran labor de batería de Elena Carnevali. Muy buena forma de combinar técnica y brutalidad por parte de toda la banda, sin emplear un solo blast beast.

Culmination Of Final Transformation” retoma las formas del Metal melódico, mediante una introducción muy melosa que se transforma en riffeo thrasher y a medio tiempo, intercalando alguna parte más veloz pero muy puntualmente. También hay que destacar su extraño final, tan levemente disonante como simple y efectivo. Pero es diferente al resto, y aunque tal vez no sea una canción especialmente relevante pienso que vale la pena destacar su puesta en acción.

Mucho mejor se presenta “Zombinferno”, con base Death/Groove de cierto sabor Numetal que finalmente adopta formas mucho más brutales y veloces, mientras que no nos libramos del correspondiente solo, muy bien encajado sobre la correspondiente sección. Y aunque no se han citado todos los tracks, es conveniente señalar a “Ite Missa Est” como buen experimento electroacústico para un disco de guitarra, pero no para un trabajo de Death Metal. Y no por nada, sino porque no aporta nada más allá de una simple ejecución instrumental personal, para nada relacionada con WARMBLOOD como entidad. Y aunque en muchos grupos se hacen cosas así, aquí me parece algo absolutamente redundante, por la sobredosis guitarrística que impregna este trabajo.

Hay otros aspectos, como la afinación en ciertos tracks, que no me terminan de convencer. Tal vez sea que no me entero de la copla, o tal vez algo haya. Pero en definitiva, y sopesando todos los aspectos de forma global, estamos ante un buen disco de una banda que no se centra en ningún terreno de forma específica, pero que a su vez tampoco llega a convencer del todo, al menos al que suscribe. Y no será por madera y calidad, porque de eso tienen.

Número de visitas: (433)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Portal de música extrema del sello Xtreem Music